10 comentarios

Fin de fiesta


Todavía seguimos discutiendo con Javier por lo del cumpleaños. La fiesta terminó mal. Yo no podía creer que hubieran gastado $800 en dar de comer a veinte chicos de 9 años. O mejor dicho, si lo creía. Hay gente que carece del más mínimo criterio y Sandra parecía ser una de ellas. Lo que no iba a permitir era que me obligaran a pagar la mitad de los gastos.

Los argumentos de Javier (y Sandra):

  • Que yo había estado de acuerdo en que ellos se encargaran
  • Que me podía presentar las facturas
  • Que después de todo el trabajo que se tomaron, encima protestaba…
  • Que yo había gastado $700 en la animación.

Mis argumentos:

  • Que ya había visto las facturas y que nadie me había consultado sobre que iban a comprar mucho y caro, y además en el lugar más caro.
  • Que las animaciones salían eso y que cuando la contraté dos meses atrás, lo consulté y le pareció bien. No entendía qué lo había hecho cambiar de idea ahora.
  • Que si su novia tenía ganas de organizar el cumpleaños que le hubiera gustado tener cuando era chica, no era yo quien  se lo iba a financiar.
  • Considerando  además, que no tengo plata porque  la cuota que fijamos al divorciarnos sigue inamovible, a pesar de los aumentos  del  colegio, prepaga, supermercado…
  • Que si me reclamaba la mitad de los gastos, ¡quería la mitad de la comida!

Eso último no fue buena idea. Al rato tocó el timbre de casa y se apareció con un revoltijo de sobras que me dejó sobre la mesa de la cocina, como diciéndome: “acá tenés , perra miserable”. Es verdad que ahora tenemos comida para un par de días, pero en conjunto la situación fue bastante humillante. Creo que fue un error.

Juli, la mayor está contenta con todo lo que tenemos ahora para comer. Para ella está todo bien,  y en todo caso el que tuvo que pasar  el mal momento de traer la comida fue el padre.  Son puntos de vista.

En conclusión seguimos discutiendo. No sé qué va a pasar, pero yo no pienso financiar el capricho de Sandra.

Lo único positivo del día es que me respondió Ceci…

Anuncios

10 comentarios el “Fin de fiesta

  1. Qué feas son las peleas, aún teniendo razón. A veces da más bronca que te obliguen a reclamar que el propio motivo del reclamo, por la posición en la que te ponen (o las bandejas que te ponen arriba de la mesada).
    ¡No sabés cómo te entiendo hoy!
    Espero que Ceci haya pasado algún buen dato.
    Besos,

    • Gracias, la verdad es que esas discusiones son horribles.

      Mañana te cuento bien que me dijo Ceci, pero a partir de ahí me di cuenta lo poco que entendía la situación.
      Besos.

  2. No me quiero ni imaginar lo que va a ser la fiesta de 15 años de la nena. Tomalo como una pre-temporada de entrenamiento. Besos

  3. No daba para decir yo pago hasta tanto???? al fin y al cabo la animación tambien es un costo importante…
    loqusimo, y a todo eso poner cara de superada con Sandra que imagino estaría ofendidisima, no?
    beso

    • Íbamos a dividir todo por la mitad, pero calcule lo que yo gasto en comida en un cumple.
      Justamente en eso estamos…
      Besos

  4. Que panorama… tal vez es una muestra de lo útil de las charlas previas (si es que son posibles, claro).
    Diría que empiecen a conversar sobre el cumple de quince pasado mañana.
    Besos!

  5. Discutir por plata es la peor de las discusiones, saca los costados más miserables de cada uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: