Archivo | octubre 2009

Estás explorando los archivos del sitio por fecha.

Lo que aprendí: repaso y consolidación con Ceci

Ceci dice: Hola, ¿alguna señal de vida de Daniel? Amanda dice: Ninguna. Desaparecido. Ceci dice: La indiferencia absoluta parece ser la forma de decir “no me interesás”. Ceci dice: No estoy de acuerdo, por supuesto, pero los que se toman el trabajo de mandar un sms o alguna explicación son minoría. Amanda dice: Creí que […]

Después del “nos vemos”

Daniel me acompañó al auto y se despidió con un “nos vemos”. Puse primera (y segunda) mientras  pensaba qué día podríamos volver a encontrarnos. De Palermo a Caballito el trayecto es corto, pero aún así, mientras manejaba empecé a tener algunas dudas. Repasé nuestra cita buscando alguna señal más concreta de que Daniel tuviera intenciones […]

Daniel, el ex de la rabina

Cuando conseguí de vuelta mi perfil, la idea era borrar lo de Lucía (¡mis animales preferidos no  son los gatos! Lo cambié un montón de veces y me vuelve a aparecer), volver a poner mi presentación, mis fotos  y mis datos y ver que pasaba. Esa era la teoría… pero lo que sucedió en la […]

El parte del día

Hola, Ceci: Mis estados de ánimo son tan variables que te voy pasando el parte día por día. Por suerte, a medida que pasa el tiempo, voy teniendo algunas cosas más claras. La primera es que nunca quise una relación a distancia y esto no me hizo cambiar de idea. Yo quiero estar con alguien […]

Re: ¿Cómo estás?

Hola, Ceci: Te puedo contestar cómo estoy con una sola palabra: PÉSIMO. Pero como supongo que querrás la versión larga, te paso el parte completo. Creo que ahora tengo las cosas más claras, por lo menos un poco. La verdad es que al lado de cómo estuve el fin de semana, ahora soy un modelo […]

No puede ser

No  puede ser. O mejor dicho es, pero todavía me cuesta creerlo. Por momentos me parece que escuché mal o que fue algo que soñé. Pero la mayor parte del tiempo, una voz interna me repite: “en un mes se acaba todo”. Creo que lo  estoy contando todo mal, no deben entender nada. A ver […]

Vía SMS

No conozco ningún hijo que viendo a su madre enamorada le diga: “Mamita, estoy muy feliz de que estés viviendo un apasionado romance después de tantos fracasos. Disfrutalo intensamente, te lo merecés  y no te preocupes por nosotros que por un tiempo nos arreglamos solos”. Mis hijas no son la excepción. Sofía sigue inmersa en […]