19 comentarios

La fiesta inolvidable


Entro cautelosamente con Sofía al salón de fiestas. Veo globos colgando, guirnaldas en las paredes y a Marta y a Javier poniendo las mesas. Bien.  No la veo a Sandra por ningún lado. Mejor. Todo  parece estar en orden.

Llegan las animadoras que contraté. Nos presentamos y van  armando la escenografía para “Elige tu propia aventura”, mientras empiezan a llegar los primeros invitados. Mientras guardo regalos, cuelgo abrigos y aseguro recordar cada una de las recomendaciones que me hacen los padres (mentira), veo entrar a una rubia arrastrada por Javier. Sandra. No necesito ninguna presentación para saberlo.

Nos miramos.  Me dirijo  hacia ella, y abrazándola le digo: –  ¡Sandra! ¡Qué gusto verte! Hacía tanto que quería conocerte… Se queda helada.  Supongo que piensa “con razón Javier se divorció de esta loca”, pero se recupera, me sonríe y me dice una frase de compromiso.

Enseguida se hace cargo de qué, cómo y cuándo servir. En realidad, ella es la única que sabe qué es lo que hay, así que me desentiendo del tema.  Está todo muy bien.  Para ser sincera , me parece un poco excesivo para un cumpleaños infantil, pero tampoco  voy a andar quejándome. Veo los  descartables que compraron. ¡Epa! Tampoco es un casamiento.  Decididamente es demasiado, y me preocupa un poco porque acordamos dividir los gastos.

Los chicos eligen entre seguir la búsqueda del tesoro en  la isla desierta o en la montaña embrujada. Construyen barcos con el  telgopor, los diarios y el pegamento que trajeron las animadoras, que preguntan a quién le tienen que preguntar a qué hora vamos a servir la torta. Pobres, ya deben estar acostumbradas  a cumpleaños con los ex y sus nuevas parejas…

Sandra y yo fingimos ser las mejores amigas del mundo. Cuando nos cruzamos, cosa que intentamos evitar.  El cumple llega a su fin. Los invitados encuentran el tesoro,  todos cantamos el cumpleaños feliz a Sofi y Sandra sirve la torta que hizo.

Reparto chicos (“Fulanito se va con el papá”,  no sé quién es el papá, yo se lo doy al primero que pregunte por él), y les doy los souvenirs. Todo terminó. Sandra me pregunta qué me quiero llevar.  Preparó demasiadas cosas y sobró un  montón. Le digo:”la torta de chocolate, la de frutilla, los alfajorcitos de maicena y las pizzetas”.  Me amontona un poco de cada cosa en una bandejita y me quedo pensando: “¿Esto es todo? ¿No se supone que los gastos se reparten  a medias? ¿La comida no?”, pero decido hablarlo más tarde con Javier. Cuando me voy le digo

–          Después decime cuánto gastaron, así arreglamos las cuentas.

–          Sí, sí… después te paso las facturas.

–          No necesito las facturas. Decime nada más cuánto es…

–          Gastamos $800

–          ¿ME ESTÁS JODIENDO?

Anuncios

19 comentarios el “La fiesta inolvidable

  1. ¡No te puedo creer! ¡Iba a elegir el mismo título para el post que estoy escribiendo!
    Che, por $ 800 pesos cada uno, más que elegir parte de lo quedó, tendrías que poder llevarte a Narda Lepes a tu casa un par de días (o mejor aún, al cocinero australiano ese de Home&Health, que es un bombón).

    • Ah, no. El título “La fiesta inolvidable” lo inventé yo y es de mi exclusiva propiedad intelectual 🙂

      Por $800 quiero a Narda Lepes Y al cocinero-bombón…

  2. Abrazar a Sandra…. que presencia la tuya!!!! y con una sonrisa!
    que momento…. me hiciste acordar a los cumples de mis hijos, repartirlos, si se los llevaban a todos juntos mejor…. que mala!
    me hiciste reir pero el final es para llorar, 800$…y con ese monto no haber pedido tu opinion antes?
    terrible.
    beso

    • Sí, estoy orgullosa de haberla sorprendido así 🙂
      Ese momento no sabía que había organizado el cumple de sus sueños a mi costa…

  3. Imagino que el símbolo $ es el de dólares. Si fueran pesos, calculo (gracias a internet) que serían algo menos de 200 €, lo que me resulta baratísimo, para nuestro nivel de precios. 800 dólares son unos 600 € y, la verdad, para lo que describes tampoco me parece demasiado caro. No vengas por Europa, aquí los precios, me temo, están bastante más altos que los vuestros. En cambio, a ver si saco tiempo para darme un salto por ahí, que llevo muchos años deseándolo. Un beso.

    • Miroslav: hace un par de años me toco ver a una familia de españoles en la puerta del Zoológico de Buenos Aires matandose de la risa y no pudiendo creer el precio de la entrada. Le pidieron a la boletera que se los repitiera varias veces, sacaron la cuenta y se reían, no en tono de burla, sino que estaban realmente tentados a más no poder. Por supuesto que entraron y creo que si hubieran podido se llevaban el oso polar de souvenir.

    • Miroslav, dejá tu eurocentrismo de lado. Los 800 son pesos y representan 2/3 de un salario mensual mínimo. Si fueran dólares… me resulta inimaginable…pero sería más o menos el presupuesto mensual de una familia.

      Si seguís insistiendo en que no es caro, la próxima le digo a Javier que te mande las facturas a vos, que no le vas a discutir y además lo podés considerar una ayuda a los hambrientos del Tercer Mundo 🙂

  4. Esas cosas se arreglan de antemano, si no ahí tenés las “sorpresas” después y los consiguientes problemas post-fiesta.

  5. O sea que son los $ 800 mas las animadoras.
    Saladito estuvo el cumple…
    Beso

  6. No es eurocentrismo (o a lo peor, sí), pero para el nivel de precios de por aquí me parece barato. Lógicamente, lo de caro o barato hay que ponerlo en relación con los salarios medios del lugar. El salario mínimo español está en 624 € (algo más de 3.000 pesos argentinos), pero con ese salario apenas se puede vivir en este país. Pero incluso así, el precio de la fiesta de tu hija representa un 25%, mucho menos que los 2/3 que sale en Argentina.

    Pero, en fin, qué culpa tengo yo de vivir aquí (y ser guapo y rico además de una persona maravillosa 🙂 Si me animo a darme un salto al lejano cono sur (que me muero de ganas desde hace varios años) supongo que no me arruinaré invitándote a un buen restaurante. Un beso.

    • Miroslav, ademas de rico, guapo y persona maravillosa… SOS SOLTERO?!?!?
      DECIME QUE SI, DAME UNA ALEGRIA!!!!

    • Con lo que te contó Ana C,. no entiendo cómo no tenés ya los pasajes para venir a visitarnos…

      Además si me invitás a un buen restaurante, no sólo voy a poder apreciar lo guapo, rico y maravilloso que sos, sijno que vas a contribuir a paliar el hambre en el Tercer Mundo. La mía, sin ir más lejos 🙂

  7. Si Miroslav es rico, guapo, maravillosa persona, y soltero, CRUZO NADANDO EL OCEANO!!!
    Es mas, para que no digan que soy una interesada, bien podria ni ser rico ni guapo y nadaria igual a su encuentro!!!

  8. jajaajaja, me he reido tanto con estos comentarios.

    Saludos desde Perú!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: