25 comentarios

He lies to you


Los mails de Amy me abren un nuevo panorama sobre las “rarezas” de Pablo. Algunas de sus actitudes, que me resultaban incomprensibles, empiezan a encajar y a tomar significado. Veo la foto de Amy en Facebook y no me quedan dudas sobre la identidad de la rubia alta que según Pablo, lo acosaba como en una mala copia de “Atracción fatal”.

Los mails no terminan ahí. Amy, adjunta correos en los cuales Pablo le pasa aranceles de las posibles escuelas para sus hijos o hablan de trámites a hacer en el consulado. Sobre todo, me sirve leerlos para ver si por repetición, termino de aceptar que nada era como yo lo pensaba. Pero no dudo de Amy. Todo encaja demasiado bien para que me esté mintiendo.

Empiezo a entender algunas cosas que habían quedado archivadas como Pablo es así. Por ejemplo, porqué estaba tan obsesionado en averiguar si lo nuestro era solo sexo. Yo me reía de su apuro, no es una duda que persista toda la vida, era obvio que en un tiempo nos íbamos a dar cuenta. Tiempo, lo que Pablo no tenía, mientras trataba de decidir si seguía adelante con la mudanza de Amy y sus hijos.

O cuando nos vimos en noviembre. Ese día me dijo algo raro, algo así como que había querido encontrarse conmigo para demostrarse que ya no sentía nada por mí, pero se había equivocado en eso. Recuerdo que me enojé ante lo que consideré una idiotez más de Pablo. Si yo le gustaba, estaba sola y él también, ¿cuál era el problema en vernos cada tanto? Su actitud me resultaba incomprensible. No tenía manera de saber que el problema se llamaba Amy (y Erik y Sarah) y que estaban en camino a Buenos Aires.

Cuando leo que Pablo usaba Viagra conmigo pienso ¿QUÉ? NO LO PUEDO CREER. Pero, como tantas otras cosas, todo encaja rápidamente y me doy cuenta de que si hubiera tenido un mínimo de experiencia, me hubiera dado cuenta enseguida. Todo duraba mucho, ni un desfallecimiento…  a los cuarenta y pico, era demasiado.

Pero todavía hay otro mail de Amy, enviado inmediatamente después de los otros.

Amanda:
I still love this man deeply. So if you can keep this to yourself that would be good. He says below he will never see you again.
I do not wish to embarrass him or hurt him any further.
I did something very bad to him as I thought he was still sleeping with others. I was wrong I belleive but I did some damage.

I love Pablo and I hope he will forgive me. But I would like to know if he has seen you since I arrived in November. He professes that he is telling me the honest truth about this.
Can you help me put this to rest?
I believe he probably was seeing you. But if not, I would appreciate your telling me so I can know.
No more communications from me.
I am so sorry to bother you.

Take care,
Amy

(see Pablo’s email below)


Asunto: Afterword
Amy:
This is just to say that I am truly sorry about what I did to you, that I finally understood the hard way what infidelity does to a loving couple, and that I will never again do it to anyone, and I will never contact that person in any way again.
I trust I will eventually remember you for the great times and not for what you did last week.
I am sorry you could never forgive me for what I did, but I understand now why it is so difficult.
You could never really forgive me, and I don’t know if I ever will.
Thank you for trying your best to be honest about what you did and your reasons for it. I appreciated that. I wish I had been totally honest with you from day one. You were worth it.
I do wish you well, but understand why some things cannot be changed and the result of some actions cannot be taken back.
It is not a matter of forgiveness.
I still frankly do not completely understand many of the things you did or why you did them. Why you compared me to a prostitute, why you took him for dinner, why you were so hurtful on your email and on the phone. But you did you best to explain yourself and I commend you for that.
Some lucky guy will in the future give you all you want and all you need. I couldn’t.
Pablo Cevallos

Amanda:
Sigo amando profundamente a este hombre por lo cual preferiría que mantuvieras esto en secreto sí, ya entendí esa parte. Él me dice más abajo ¿más abajo? que nunca más va a volver a verte.
No quisiera avergonzarlo, ni herirlo de ninguna manera.  En cambio, yo estoy pensando cómo incendiar su departamento o mandarlo a matar sin que nadie me pueda relacionar con el crimen…
Yo le hice algo muy malo cuando pensé que se estaba acostando con otras. Creo que estaba equivocada, pero le hice daño. ¿A qué llamará MUY MALO? Siempre va a ser menos de lo que se merece.
Amo a Pablo y espero que me pueda perdonar ¿Qué le tiene que perdonar? Pero me gustaría saber si se vieron desde que yo llegué en noviembre. Él me asegura que me está diciendo absolutamente la verdad sobre eso. Te miente, te miente y te sigue mintiendo.
¿Podés ayudarme a dejar esto atrás?
Pienso que probablemente te estuvo viendo obvio, está en el mail que leíste. Pero si no fue así, agradecería que me lo dijeras para que yo lo pueda saber. Fue así.
No volveré a molestarte. Me disculpo por todo esto. Por lo menos es educada…
Saludos
Amy

(Mirá el mail de Pablo más abajo)

Asunto: Epílogo
Amy:
Esto es solo para decirte que estoy realmente arrepentido de lo que te hice, que finalmente entendí el daño que la infidelidad puede provocar en una pareja que se ama, que nunca más se lo voy a volver a hacer a alguien y que jamás voy a volver a contactar a esa persona de ninguna manera. Qué feo es leer ESA PERSONA y saber que hablan de una, que no tenía idea de lo que estaba pasando :-(.
Quiero creer que llegaré a recordarte por los buenos momentos que pasamos juntos y no por lo que hiciste la semana pasada. Pero, ¿qué hizo Amy? Ohhh, me parece que ella también lo engañó a Pablo.

Lamento que nunca me hayas perdonado lo que hice, pero ahora entiendo porqué es tan difícil. Nunca pudiste perdonarme de verdad y yo no sé si alguna vez podré. Dios… cómo me alegra no tener ninguna experiencia en ese tema…
Gracias por ser honesta conmigo acerca de lo que hiciste y las razones que te llevaron a eso. Realmente lo aprecio. Ojalá yo hubiera sido completamente honesto con vos desde el primer día. Vos lo merecías. Sí, Pablito, hablar es gratis.
Te deseo lo mejor, pero entiendo porqué algunas cosas no pueden cambiarse ni puede revertirse el resultado de ciertas acciones.
No es un tema de perdón. Ahora sí que me perdí, ¿no era que estaba tan arrepentido?

Para serte franco, sigo sin entender muchas de las cosas que hiciste o porqué las hiciste.  Por qué me comparaste con un prostitute no sé cómo traducir prostitute, prostituto suena mal, ¿taxi boy? ¿promiscuo?. Bueno, el tema es que Amy lo trata de prostituto, lo cual obviamente no es un elogio, por qué lo llevaste a cenar, por qué fuiste tan hiriente en tu mail y por teléfono. Sin embargo, reconozco que hiciste  el esfuerzo de explicar lo que pasó.

Algún tipo con suerte te dará lo que querés y necesitás. Yo no pude.
Pablo Cevallos

¡La largó!

Estoy atónita. Releo el mail varias veces hasta que creo entenderlo. Por lo que veo, Amy me dice que:

  1. Ama profundamente a Pablo y que no quiere que él sepa que me escribió. Yo en su lugar estaría de vuelta en Londres con mis hijos, pero bueno…
  2. En  un momento, decide engañarlo por ¿venganza? ¿Para “hacerle ver lo que se siente”? No tengo idea.
  3. Lo hace la semana pasada, va y le lo cuenta a Pablo ¿?
  4. Pablo decide que, que él la engañe está bien, pero lo de ella es inadmisible.
  5. Le escribe un mail titulado Epílogo donde se presenta como la víctima y le pega una patada en el culo a Amy.
  6. Amy se desespera y se arriesga a escribirle a LA OTRA (yo :-() para confirmar lo que en el fondo ya sabe. Que mientras Pablo, ella y sus hijos vivían juntos, después de haberse mudado desde Londres, él me seguía viendo.

Pongo Responder y escribo:

Hi, Amy:

He lies to you…

Anuncios

25 comentarios el “He lies to you

  1. Bien hecho, que sepa la realidad.

    Caballero de armadura oxidada.

    Convirtámonos en Reinas, que es hora….

    PARA TODA REINA

    “….A la reina le importaba ya un soberano pepino seguir soltera, sin hijos y sin pareja. Lo único que de verdad le importaba era ser feliz, sentirse bien cada mañana al despertar y cada noche al tomar su baño de espuma. Ella quería ser capaz de sonreír a la vida con toda intensidad. Anhelaba amar y ser amada. Por consiguiente, emplearía el tiempo y el esfuerzo que hiciese falta con tal de lograr su objetivo. Ella quería amor de calidad, no un sucedáneo. No le importaba si el caballero era rico o no, si ostentaba cargo de poder o no. Lo que de verdad le importaba era la nobleza de su corazón, la honestidad de su alma, la bondad de sus abrazos, la sinceridad de su ser… Ella quería a un rey del corazón, a un ser auténtico de alma pura… Anhelaba un alma vieja, en definitiva, con la que compartir sabiduría, magia y luz. Alguien con quien tener un matrimonio del alma. Un alma gemela.
    ¡Nada más! ¡Y nada menos!
    El caballero aspirante ideó mil y una estrategias para convencerla de que él era el rey que ella andaba buscando. Pero se demostró, con claridad diáfana, que sus intenciones eran las de pretender ser lo que no era. Por mejor actor que uno sea, el plumero se le acabará viendo, sobre todo si estamos atentos a los detalles que nos lleven a desenmascararle….

    Las armaduras oxidadas… ¡chirrían de lo lindo! Son muy escandalosas. Por consiguiente, apaga la música, haz que cese el ruido y escucha. Escucha atentamente. Pega tu oído a su armadura y escucha. Siente las vibraciones que las tuercas oxidadas producen.
    Y si están oxidadas, ¡lárgate! Ni se te ocurra echarle «tres en uno».
    Lárgate a toda corona. Deja para él el uso del antioxidante.

    He aquí el arte de dar calabazas, tal como lo describe el Libro secreto de las hadas:

    ¨ Si una reina o mujer cree que porque un hombre le proponga matrimonio ya es un rey de verdad… ¡Va lista! Propuesta de matrimonio no quiere decir sentimientos auténticos.

    ¨ Si una reina o mujer cree que porque un hombre se muestre celoso de sus ex o de otros hombres es porque la quiere de verdad… ¡Va de culo y cuesta abajo! Nada más lejos de la realidad. Un celoso es un potencial generador de problemas más graves en el futuro: de los celos a la posesividad y de ésta a la exclusividad, y hasta puede que la historia degenere en malos tratos. Por consiguiente, ¡mejor evitar a un celoso, por si acaso!

    ¨ No te líes con nadie que tenga historias de amor por resolver.

    ¨ Pregúntale cómo lleva sus finanzas (sobre todo si se trata de alguien de más de treinta años y lleva varios años trabajando).

    ¨ Si le prestas tu coche y te lo devuelve con destrozos o daños varios, y no se hace cargo de las facturas del taller, significa que no sabe cuidar de tus cosas y, por lo tanto, tú le importas un pepino. Si no posees coche, observa cómo trata tus cosas en general, pues lo del coche es simplemente un ejemplo.

    ¨ Recuerda que edad cronológica no es directamente proporcional a madurez emocional, ya que ésta viene determinada por la evolución del alma. No te enredes en la confusión de las apariencias: tener muchos años cronológicos no significa necesariamente madurez.

    ¨ Estudios o títulos académicos no significan necesariamente madurez personal. Uno puede saber mucho de, por ejemplo, psicología, y haberse quedado en el puro nivel intelectual, es decir, conoce muy bien la teoría, pero no la tiene integrada: «La información es rumor hasta que no se integra en el músculo, que es cuando se convierte en conocimiento».

    ¨ Que quiera tener hijos con la reina no significa que la ame.

    ¨ Pregúntale sobre sus planes, sus sueños, sus ideales, sin hablarle de los tuyos. Y, si se los has contado, fíjate si los que él te cuenta son sospechosamente parecidos a los tuyos. Si es así, hazle preguntas filtro (se usan para detectar si lo que dice es auténtico o lo finge para seducirte y atraparte en sus redes).

    ¨ Que quiera conocer a tu familia no significa que te ame.

    ¨ Háblale acerca de tus relaciones anteriores y observa cómo reacciona, qué comentarios hace, etcétera.
    ¨ Pregúntale sobre sus ex. ¿Qué dice, cómo habla de ellas?

    ¨ Quien tiene problemas con el compromiso, lo tiene hasta que le dé la gana dejar de tenerlos. Grábate esta idea a fuego: tú NO le puedes cambiar ni salvar de sí mismo. Si te entran ganas irrefrenables de rescatarlo, lárgate a toda mecha en busca de un coach o terapeuta que te ayude a liberarte del impulso y, en su lugar, te enseñe a aplicarte en el rescate de ti misma (suele ser más productivo, sano y fomentador de la autoestima).

    ¨ Pregúntale por qué quiere una relación contigo. Insiste hasta que te quede claro. Olvídate de si él piensa que eres una pesadita o cualquier otra cosa. (Los antipiropos déjalos para el enemigo. ¡Solo piropos y más piropos para solaz de tu propia estima!) Ocúpate siempre de ti y deja que cada uno se ocupe de sí mismo, que ya somos todos mayorcitos.

    ¨ Pregúntale sobre sus valores y creencias acerca de la familia.

    ¨ Interésate por conocer todas y cada una de las áreas de su vida.

    ¨ Si aún está «cosido» a las faldas de mamá, recuerda: ahí no hay sitio para ti, pues su «mamá» es su pareja virtual y, además, él no sabe hacer nada sin contar con la opinión y consentimiento de ella.

    ¨ Si está peleado con su madre, huye también de él. Si odia a su madre, ten por seguro que te salpicará dicho odio, esto es, te lo proyectará inconscientemente. Buscará un «ama de llaves» que cuide de él, pero jamás buscará a una igual, ya que aún tiene pendiente descubrir a su madre como persona y como mujer.

    ¨ Y, de su padre… ¿Qué opina de su padre? ¿Qué modelo de padre ha tenido? ¿Qué te cuenta de su padre, cómo habla de él?

    ¨ Y, de la generosidad, ¿qué hay? ¿Te trata como a una reina o no?

    ¨ ¿Habla bien de ti? ¿Qué opina? ¿Qué dice?

    ¨ Lo que cuenta o dice de ti a otros, cuando no estás en su presencia, ¿coincide con lo que te cuenta a ti?

    ¨ Que te diga que eres la mujer o reina de su vida no significa que te ame de verdad, ni tan siquiera que se lo crea; a lo mejor lo dice con la boca pequeña.

    ¨ ¿Tiene un mapa parecido o compatible de pareja, familia, relación, trabajo, ideales, valores, amor, etcétera, al tuyo?

    ¨ Congruencia: ¿Lo que hace coincide con lo que dice?

    ¨ Sentido del humor: ¿Qué tal anda?

    ¨ ¿Te valora? ¿Cómo sabes que lo sabes?

    ¨ ¿Tiene palabra? ¿Hace lo que dice que va a hacer?

    ¨ Si te dice «yo soy así, y no puedo hacer nada», RECUERDA, tú sí que puedes hacer algo: ¡Mandarlo a paseo con un billete que tiene la vuelta prohibida e imposible!

    ¨ Si te provoca celos, o lo pretende, con otras damiselas… ¡Envíalo a paseo! Ni te lo pienses. Nunca permitas que te insinúe que otras coquetean con él y que a él le gusta. Si lo que quiere es seguir coqueteando, déjale libre para que haga su vida, pero sin ti.

    ¨ Ponle las cosas muy claras desde el principio: si es un verdadero caballero, nunca se asustará. Y, si lo hace, allá él… Porque ya se sabe: al que huye, puente de plata.

    ¨ Si es capaz de enfrentar sus propios dragones… Si asume sus miedos y les planta cara porque piensa que tú mereces la pena, es un caballero de verdad. En caso contrario te echará en cara que eres «demasiado algo» -inteligente, intensa, poderosa, libre, independiente, emocional, puntillosa, analítica, proactiva, creativa, loca, etc.- para él. Y es cierto, créele, la eres.

    ¨ Que no sepa verbalizar todos y cada uno de los sentimientos y emociones que sienta por ti, y que tu real corona le provoque no significa que no los tenga. Cada uno expresamos nuestros sentimientos a nuestra manera. Averigua la suya.
    …”

    La reina que dio calabazas al caballero de armadura oxidada. (Rosseta Forner)

  2. *Siento la extensión del comentario, no parecia que fuese a verse tan largo… :S… puedes borrarlo y guardarlo si molesta que ocupe tanto… XD…pero me parecia interesante compartirlo.

    • No hay problema, parece que la historia de Pablo te inspiró 😛
      Besos

      • Si,jaja es que estoy en lucha también contra otro Pablo y tengo muy presente todo ese asunto de la búsqueda de la felicidad por una misma, la autoestima, el quererse, darse a valer y no permitir ningún vacile. XD

        De hecho me siento muy identificada contigo, incluso tb tiene rasgos de síndrome de asperger, pero éste no dice que lo tenga, lo digo yo,jaja

  3. Es dolorosísimo el momento donde a uno se le impone desandar caminos y dar otro significado a un “estuve ocupado”, “me fui de viaje”, etc. No se termina jamás.
    Tengo un Pablo en mi vida, y aún no zafo de tanta mierda salpicada.
    Amanda, correte cuanto antes…esta gente siempre cae parada.
    Besos.

  4. La mina quiere comprobar lo que ya sabe. Pero no va a ganar nada… ¡Y va a terminar volviendo con él igual!
    una pena. Pero boludos así siempre se salen con las suyas…

    Besos!

    D

  5. Amanda, es como vos decís,no tenías experiencia,y la adquiriste ahora
    y te topaste con un mujeriego,esta clase de pelotudos nunca cambian
    Besos

    • Obviamente, me hace preguntarme porqué lo dejó la esposa tan intempestivamente y se volvió a la Argentina con dos nenes de uno y cinco años.
      Besos

  6. En que quilombo terminaste metida!!! Eso es lo que mas me asombra. Parece esos cuentos que escuchas que le paso a una amiga de una amiga.
    Sin siquiera pensarlo terminaste siendo protagonista de flor de culebrón!
    Espero ansiosa el mail de respuesta.
    Porque como en ficción esto tendría que sobreimprimir “ULTIMOS CAPITULOS” y se te dispara el rating!

    Fuera de broma, creo que aunque terminaste con Pablo antes de esta catarata de mails, te debe haber caído como balde de agua fría saber todo lo que sucedía mientras vos estabas viendo otra pelicula. Lamento que haya resultado asi. Es un turro, que reviente solo.

  7. Mis condolencias x haberte enredado con un parásito semejante. Me encanto lo que transcribió Regina Rauda y somos muchas las que apostamos x un camino de autovaloración para poder encontrar relaciones más maduras, Amanda fuerza en este momento, besazos

  8. bravo por tu mail!!!!!! eres la reina de las respuestas!!!!!

    mil besos!!!

  9. encima de hijo de puta terrible manipulador…el mail de él es algo dantesco.
    un sicópata, obviamente.
    menos mal que te libraste, menos mal que te saliste del cronograma y actualizaste un jueves!
    leí el manual de regina rauda, y la verdad me estresó un montón. no hice mi check list para cuando me fui a vivir con mi marido y la verdad que ahora, me da pereza.
    beso amanda! buen finde

    • Sí, se ve como se las arregla para atacarla, pero reservándose el lugar de víctima.
      Lo de tu marido, ya prescibió. Aprobalo con honores y promovelo sin examen 🙂
      Besos

  10. Qué grande! El auténtico! No sólo parece, si no que es un reverendo HDP! Cómo la psicopatea a la Amy.
    Reitero, Pablo se merece escrache virtual con nombre, apellido, DNI y domicilio jajjaa

  11. Amy es tan sicópata como Pablo. Tal vez le metió los cuernos, y si confirma con vos lo que ya sabe de antemano, encontraría la justificación a lo que ella hizo. Que quiere buscar en vos? una aliada? que ni lo sueñe! en definitiva si se vino hasta acá, con dos hijos chicos, es “su” problema, no el tuyo. Que no te jodan mas, que bastante lastimada estás, y que sepa que acá hablamos en castellano, si no lo entiende que use un traductor!
    Yo que vos, le contesto a ambos, con copia de todos los mails que te mandó ella y que se arreglen como puedan!
    Besos Amanda.

  12. Ay!!! mujeres tenemos que ser. Toda la data en la cara y a la vista, y sin embargo, seguimos pensando en ellos, amandolos, queriendo creer que es mentira, pensando que merecen ser perdonados, que podemos darle otra (otra??? cuantas mas?) oportunidad….

    pobre Amy, vos, aun con lo doloroso que fue, pudiste poner distancia… la tonta de Amy dejó su pais, su gente, involucró a sus hijos por un forro y un mentiroso…
    abrile los ojos, que lo sepa.

    esos tipos no merecen que los amen.

    un beso

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: