12 comentarios

A oscuras (3º parte)


Mientras estábamos cenando en un mundo donde todavía existía la electricidad, le mandé un sms a Jorge:

Estoy sin luz. Mejor dejemos la salida para otro momento. Te llamo cuando vuelva. Besos

Ok, suerte. Besos

Según las últimas noticias, para las 22 hs todo iba a estar arreglado, así que después de dar algunas vueltas por la civilización, nos volvimos a casa. Cruzamos la última calle con luz y entramos en una zona de oscuridad inquietante. Conocíamos cada calle y cada casa de nuestro barrio, pero en la oscuridad más absoluta todo resultaba amenazante y perturbador.

Como la capacidad humana de producir sonidos irritantes es bastante limitada, ese día había gozado de un silencio apenas interrumpido por alguna voz o una puerta que se cerraba. Sin embargo, al volver esa noche la gente del barrio había salido a la calle a protestar y estaban gritando y golpeando cacerolas. Lo perturbador era que no podía ver nada más que los círculos de luz de los  faros del auto. No había semáforos y oía los gritos y los golpes, pero no veía a nadie. Sentía una sensación de caos que me recordaba a los cacerolazos del 2001, cuando los bancos congelaron las cuentas bancarias y confiscaron los ahorros de la gente. Pero además, tenía miedo de atropellar a alguien que se pudiera cruzar frente a mi auto.

Finalmente llegamos. La casa seguía sin luz,  pero al rato reapareció el alumbrado público de la calle. Menos mal, las obras seguían avanzando y seguramente en el transcurso de la noche volveríamos a tener electricidad. Dicen que la comida se puede conservar en el freezer hasta veinticuatro horas. Justo a tiempo. Previendo la vuelta de luz, desenchufamos todo (menos la heladera, era muy complicado llegar al enchufe)

Me fui a dormir esperando despertarme con todo funcionando.

Anuncios

12 comentarios el “A oscuras (3º parte)

  1. Admiro tu buen humor… la falta de luz a mi me pone loca, es cuando uno se da cuenta qué dependiente que es de cada aparato enchufado de la casa…. mas el peligro latente de quedarse sin agua… y ahi ya es demasiado.

    Finalmente, volvió????
    espero que si 😉

    un beso

  2. gran respuesta la de jorge eh??????

    (perdon, perdon… jajajajaj)

  3. ¿Al menos se apiadó Jorge de tu situación?

  4. Hasta el barrio de nuestra infancia, sin luz, cambia totalmente.

    Suerte que volvió todo. Cuidado con las cosas del freezer..

    Saludos!

  5. Yo odio los apagones! Encima en casa de Novio se baja la general y me tuve que bancar 3 o 4 😦 Por suerte duran poco.
    Contanos como te fue con el freezer, besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: