50 comentarios

Saludos desde Arabia


Afortunadamente, la máxima optimista de  “mañana será otro día”  funcionó esta vez. Por lo menos, hoy no tengo que escuchar a ningún imbécil y ya eso mejora extraordinariamente mi día. Lo único que quiero es que me dejen en paz y no hacer nada. Abro la bandeja de entrada y ¡ay, no puede ser! Salto del sillón y doy vueltas por la habitación hasta que me tranquilizo un poco, puedo volver a sentarme y releo “Asunto: Saludos desde Arabia”.

Siento que se asoman algunas lágrimas, pero sigo leyendo:

Hola, Amanda:

Bueno, finalmente ya estoy acá instalado. Estoy viviendo con otros expatriados en  una especie de barrio cerrado. El lugar está bastante bien y comparado con el resto, es casi un lujo. 
En general, la vida acá no está mal, pero se extrañan muchas cosas y todo es muy diferente.

En este momento, uno de mis mayores problemas es acostumbrarme a no usar la mano izquierda.  De acuerdo a las costumbres islámicas, la izquierda es sucia porque es la mano que se usa para la higiene de “esas partes”.  Por eso, no se puede comer, tocar o señalar a alguien con esa mano. Se me hace complicado tenerlo todo el tiempo presente, tengo miedo de olvidarme en un algún momento y es algo grave. Lo que me dijeron es que por ahora, use un anillo en esa mano y lo cosa al bolsillo, para tenerla inmovilizada. Espero acostumbrarme pronto, porque la verdad es que es todo un tema…

Trabajamos la mayor parte del tiempo. No tenemos mucho tiempo libre y aunque lo tuviéramos, tampoco hay mucho para hacer. El turismo como tal no existe. Tampoco hay cines, teatros o bares. Pero lo que sí hay son un unos shoppings enormes donde vamos y compramos, compramos y compramos. No te imaginás las cosas que uno puede llegar a comprar :-). Mis compañeros llevan acumuladas inutilidades varias como sillas de montar para camellos o canastas para juntar dátiles. Yo vengo zafando, pero todavía hace poco que estoy acá.

Por si te preocupaba el tema,  te cuento que Arabia Saudita es el peor lugar del mundo para ir de levante.  No hablé con ninguna mujer desde mi llegada y lo mismo le sucede a mis compañeros, no importa cuánto tiempo lleven acá. Arabia es un país muy conservador. La segregación de sexos es muy estricta y se extiende a casi todo. Los restaurantes tienen entradas y zonas separadas para familias y para solteros (no para solteras). Crero que no hay ningún lugar público donde se mezclen hombres y mujeres, ni siquiera en el trabajo o en la universidad.

Las mujeres tampoco tienen derecho a votar, a manejar, a salir sin un pariente varón, a elegir marido… Por otro lado, hay muchas mujeres universitarias, pero no pueden cursar cualquier carrera. Algunas están prohibidas para ellas, como el derecho y la ingeniería. Otra cosa que me resulta muy impactante es que según la ley islámica, siempre deben estar cubiertas por una túnica negra (abaya), que les tape la cabeza, la cara y el cuerpo. Realmente terminan siendo bultos, es lo más antierótico que te puedas imaginar.

Sin embargo, también vi negocios que venden lencería o ropa de noche. Supongo que es para usarlo dentro de las casas, porque en los lugares públicos existe una policía religiosa (Mutawa) que controla que se cumplan el código de vestimenta y el resto de los preceptos. Algunos de mis compañeros dicen que con el tiempo se puede llegar a distinguir cómo es la mujer que está debajo de la túnica, pero la verdad es que no sé si llegan a desarrollar habilidades extraordinarias o me dicen cualquier cosa porque soy nuevo.

Bueno, así es como transcurre mi vida acá. Por momentos me parece increíble dónde estoy, no solo por la situación y el lugar, sino por lo difícil que me resultó tomar la decisión de dejarte para venir acá. Por otro lado, realmente sentía que no podía seguir en la Argentina con ese trabajo de mierda. No había ninguna solución perfecta y en el fondo siento que tomé la decisión correcta.  De todos modos, te sigo extrañando mucho y lamento que haya tenido tantos costos para ambos. No tiene sentido que te pida que me esperes dos años (aunque de mi parte, ¡seguro que no me voy a enganchar con una local!), pero bueno… dejemos que el tiempo transcurra y más adelante se verá.

Te quiero y te extraño.

Gustavo

Anuncios

50 comentarios el “Saludos desde Arabia

  1. Ay Amanda… se me pianta una lágrima. Qué injusto es todo a veces, no? A no decaer que de todos modos la vida sigue siendo demasiado linda y demasiado corta para arruinarla con lamentos. Muchos éxitos (te lo merecés porque valés oro). Un beso.

  2. Que fuerte.. que movilizador.

    No tiene derecho a pedirte que lo esperes, no lo hace en forma directa… pero con esas “apariciones” en tu bandeja de entrada, lo está haciendo.

    No sé.. quizás valga la pena esperar, quizás no.

    No sabría que decirte 😦

    • No me parece que me pida que lo espere, pero en todo caso está fuera de cuestión. Dos años es mucho tiempo y nuestra relación fue muy corta.

      Igual es la primera vez que me escribe desde allá, por lo menos me cuenta cómo le está yendo.
      Besos

  3. Te parece?
    Me sorprendo todos los días como todos vemos cosas diferentes ante una misma situación.

    Me gustó su mail, me gustó te escribiera, pero como buena bitch leo cosas entrelíneas.

    Y creo que si bien te escribe en un excelente tono (ojo.. a mi me gusta Gustavo), también hay un detrás.. un “no me olvides”.

    Whatever.. no me des pelota ni a mi, ni a mis teorías de conspiración 😀

  4. Me sonó muy tierno.
    Uno nunca sabe que puede pasar, quizas entre café y café se pasan dos años?
    un beso

  5. Ay Amanda! A mi me está pasando lo mismo que te pasó a vos, conocí a mi alma gemela hace 3 meses , y como no tiene trabajo dentro de 2 meses se va para el Norte donde tiene una oportunidad muy buena.
    No puedo seguirlo, mi vida está acá. Tampoco voy a esperar y supongo que vos, con más lejanía, menos!

  6. de acuerdo con Ana…nunca se sabe, no te vas a sentar a esperar, que qué deparará el futuro, no sabemos. Capaz vivís una historia alucinante con un tipo alucinante y el tipo justo decide irse a vivir a marruecos cuando falta una semana para que vuelva Gustavo. Qué se yo, nunca digas nunca…
    Igual, para mí no está todo dicho…no me sorprendería que se volviera antes!
    besote

  7. me ha recordado un libro de aeropuerto que leí hace muchos años… las vírgenes del paraíso…

    saludos

  8. A mi me gustaria estar en arabia… o en egipto! me parece hermoso”!

  9. No se, Mandy. Realmente dos años es mucho tiempo. A mi me parece que las “no presencias” ocupan lugar en la cabeza y nos impiden muchas veces hacer nuestra vida.
    Pasa, de repente, que un tipo así se vuelve parte de tu vida con sus mails y vos terminás cual penélope sola y esperando. Yo le diría que no escriba, es lindo saber de él, pero es también exclavo.

  10. Bue, por lo menos escribió, es como una luz allá al final del tunel, yo me lo tomaría así, mientras no aparezca “el elegido” es hasta romantico tener un ¿amor? a la distancia

  11. Que escriba!, todos los días!, uno mail más de tipo más profundo-refuerzo todos los sábados, que llame todos los domingos y que además viaje cada dos meses. Enseguidita te vas a dar cuenta si vale la pena. Y el también.

  12. Quien sea que se encuentre en Arabia, pobre. Cuando mi plan de destrucción casi mundial se cumple no va a quedar nadie allá. Asi que decile que se vuelva.

  13. Si, 24 meses es mucho tiempo, parece que toca seguir buscando, seguro que viene algo todavia mejor! suerte

  14. Mi vieja me dijo una vez en una circunstancia difícil, en que igual tenía una noticia buena: “Mañana no se sabe. Festejemos hoy la buena noticia del día”.
    Esta es tu buena noticia del día. Qué suerte tenerla. Ojalá todos los días podamos renovar un motivo para sentirnos gratificados y sorprendidos el día de hoy. Un beso…

  15. La vida te va llevando, siempre hay sorpresas. No deben cerrarse puertas porque todo es posible.
    Él puede seguir escribiendo y vos seguir saliendo, una cosa no quita la otra.:)
    Beso
    Lady Baires

  16. ayyy q triste esto!!! 😦

    a otra cosa… el tiempo sólo sabe de esto..

  17. Ay, Amanda, al lado de todo lo otro de tus citas (conductores intrépidos y demases), creo que esperar a Gustavo mientras pasa el tiempo entre mail y mail, durante dos añitititos solamente -dos añitittitos amables, además- no me parece tan terrible. Por comparación, digo. Será que tus experiencias con los otros señores fueron medio flojas y por eso este me parece que vale la pena esperarlo? Qué mal estaríamos si lo mejor fuera esperarlo… estaríamos tirando la toalla! hmmm…

  18. Perdón: corrijo lo dicho antes. Me acordé que mi vieja me dijo esa vez: “Festejemos la ALEGRÍA del día”, más que “la buena noticia”.

    Será que estoy en plan de tomar nota de toodas las pequeñas alegrías del día. Para que no pasen los años – dos, ó el resto de la vida – sin saber cómo se me pasaron, digo, vio??

  19. ¿Seguro que me engancho a una local? significa que se va a liar con alguna ¿? (y en sus sueños)

    No sé qué esperaba ver en Arabia..la verdad….

    Yo haria mi vida, y si en esos 2 años, me quedo soltera, o sigo igual…entonces…igual lo intento…pero de esperar nada, ¡que no se hubiese ido!

  20. woww, que sociedad tan distinta a la nuestra, es increíble. Mi cuñado estuvo hace unos años trabajando allá, pero solo un par de meses…y me contaba que no sé bien a qué hora se iban todos a rezar y quedaba él y su compañero solos encerrados en la oficina….y así un par de veces al día…y cuando digo “todos” es TODOS!!. Igual lo que me parece más terrible es el trato hacia la mujer…creo que es una sociedad muy atrasada en ese aspecto. Aveces uno se queja de cómo se vive acá, pero hay otros países que son tan, pero tan distintos, que no creo que pudiésemos acostumbrarnos.
    Me parece que Gustavo no llega a los 2 años…igual…como dicen todos…nada de andar esperándolo….capaz que hasta lo tenés acá el mes que viene!, ja !

  21. Noo Amanda, nada de esperar ni de pensar que tenes un amor a la distancia. Lindo que te escriba y cuente sus experiencias por allá. Como decia mi abuela: amor a la distancia es como la linterna: alumbra pero no calienta…
    Abrazos

  22. no se por que, pero creo que no lo va a tolerar y antes de tiempo volvera a Buenos Aires

    ojala que asi sea

  23. Next!
    Pero que importa si vuelve en dos años, claro como él no come no quiere dejar comer…
    Da vueltal página y pensá en otra cosa, si en dos años vuelve pues recién hablaran y él tendrá que ser el mejor del mundo por haberse ido…

  24. Ayyy, lei mal el NO, por leerlo con prisas!!!es que el estrés, causa estragos en todo!!Sorry!!!:D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: