46 comentarios

Final (in)feliz


Lo bueno:
Ya no me importa  lo que Mauro piense de mí, así que estoy habilitada para hacer casi cualquier cosa.

Lo malo:
Todavía no consigo elaborar una estrategia para irme YA.

Después del fascinante relato de sus aventuras rusas, Mauro sigue hablando. Las primeras citas es una de las pocas circunstancias en que es mejor ser mujer. Los mismos hombres que si la relación avanza enmudecen, la primera vez llevan el peso de la conversación. Y en caso de que todo haya sido un error, podés limitarte a decir ¿En serio? mientras el otro habla. Normalmente yo también trato de colaborar  para repartir el peso del fracaso, pero esta vez ni me molesto.

Estoy diciéndole que justo hoy estoy apuradísima, que mis hijas me esperan en casa hambrientas y solitarias cual huerfanitas de una novela del siglo XIX, cuando en la vida real deben estar cada una frente a su PC comiendo galletitas. En eso, Mauro se levanta y se dirige a la mesa de a lado. Con grandes manifestaciones de alegría, se saluda y abraza con dos hombres que están sentados ahí. Por lo que veo,  amigos con los que se encontró casualmente. Mucho “¡Tanto tiempo!” y “¿Cómo estás?” y en medio de tantas efusiones, Mauro vuelve y me hace levantar para presentarme a sus amigos. Digo “Hola, qué tal” y “encantada” con mi cara más fingida mientras pienso: ¿Para qué me los presenta si nunca más nos vamos a volver a ver? Cuando le pregunten “Y, ¿qué tal esa mina del otro día?”, va a tener que contestar: “No sé, nunca más la vi”.

Mientras volvemos a nuestra mesa, empiezo a decir: “Bueno, ya se me hizo un poco tarde. Mis hijas me deben estar esperando…” cuando suena el celular de Mauro. Atiende mientras me dice: “disculpame, es por un tema de trabajo” y se pone hablar sobre una reunión para decidir no sé qué sobre la compra de unos campos. Aprovecho su distracción para llamar desesperadamente al mozo y pedirle la cuenta. Misedicordiosamente me la traen enseguida. Saco mi billetera para pagar, pero Mauro me detiene y paga él. Bien por él, aunque a esa altura estoy tan desesperada por irme que todo  lo que tuviera que pagar por mi libertad me parece poco.

Una vez liquidada la cuenta, me levanto sin ninguna explicación y camino hacia la puerta. Mauro me sigue mientras habla por el celular y me hace gestos de que no puede cortar la conversación. Por que siga hablando, pude salir del Aroma y nada me va a detener en el camino triunfal hacia mi auto y mi casa. Desgraciadamente, Mauro no me permite huir tan fácilmente. Me pide que lo espere hasta que pueda cortar. Me da vergüenza dejarlo hablando solo, además ya casi lo logré. Me pongo de espaldas mirando una vidriera, como si me fascinara lo que tienen en exhibición. Por fin termina la conversación y Mauro me acompaña al auto. Un caballero.

Me despido por siempre jamás y  manejo deseando estar ya en mi casa en pijama. Llego, meto el auto en la cochera, no veo que el de mi vecino quedó un poco más salido,  lo toco con mi puerta (rayón :-() y le hago un raspón al guardagolpes del suyo 😦

¿Quién fue el imbécil que dijo que la vida es hermosa?

Mientras busco las llaves, escucho que el teléfono suena.

Anuncios

46 comentarios el “Final (in)feliz

  1. Si decís que fue Mauro me muero de la risa!
    (no hubieran estado de acuerdo ni en que la cita fue un desastre, jajaj)
    Besos,
    Buen finde

  2. Ahááá!!! La onda expansiva de la mala experiencia con el conductor intrépido hasta provocó roces entre tu auto y el de tu vecino! Viste que hay gente que contagia pestes tan agresivas que no, no se pueden parar con nada, no? Son como virus bien potentes. Espero que hayas podido reponerte pronto de esa invasión intrépida.

  3. No vale… hasta el lunes hay que esperar??????

  4. Es evidente que a una cita hay que ir sin movil…ni él ni tú, pues Mauro…te llama !!!!

    SAludos

  5. Sos demasiado buena y paciente, sabiendo que nunca mas…hubiera sido genial irse y dejarlo hablando solo y pensando “que parte de mi no le habrá gustado??? quien entiende a las mujeres?”
    seguramente era él el de llamado…o quizas Pablo?
    un beso y buen finde 🙂

  6. Al menos Mauro logró estacionar sin dañar su auto. 😉
    Saludos.

  7. conductora intrépida!!!! jejejeje

  8. Igual te diré que lograste irte bastante rápido. Nada mal.
    Y lo del estacionamiento, bueno. Me hab pasado cosas similares. A quién no?

  9. Y la pregunta del millón es… ¿Para qué fue Mauro a esa cita?? Para tener auditorio mientras “se” hablaba encima ó conversaba (en persona ó por teléfono) con otros conocidos?? ¿Buscaría un acompañante contrafóbico? Hmmmm…
    Como diría mi hermana en esas citas: ” Y yo aquí, pudiendo estar en piyama mirando tele!!!”

  10. Ante tu desesperación ya querías pagar.
    Es insoportable cuando les suena el celu y se ponen a hablar como si nada, y una eso no lo hace.
    Me imagino que el teléfono sonando era él para disculparse que no te saludó como correspondía y que tenía intenciones de volver a verte. 🙂
    Beso
    Lady Baires

  11. el telefono es taratatannn javier! ajja!

    yo hubiera huido como tu, con la voz de jenny en mi cabeza ” corre forest corre!!!!!

    saludos

  12. Era Mauro para decirte que sintió que la conexión fue mutua porque la vida a veces nos hace esas maldades no?

    Por lo del auto, no te preocupes, por genero se espera que manejemos mal o tengamos estos contratiempos

    besos y hasta el lunes

  13. perooo q mala ondaaa !!!
    horrible horrible ese tipo trae mala vibraaa juirraaaa!!!

    besotes

  14. Pareces una guionista yanqui; sabes como acabar un capítulo de una serie dejando engachados a los lectores. Todos apostamos a que fue Mauro .. ¿nos equivocaremos? Ahora todo el fin de semana esperando. Un beso

  15. Me muero si te llamó Mauro para decirte que la pasó genial 😛

  16. Pa´ mí que quien llamó fue Pablo, llamada tipo ¿por dónde andás? yo estoy por Palermo….
    Otro más que, jueeera bicho!!!

  17. bueno, lo más importante de este post, es la llamada
    será pablo? gustavo que volvió?
    buen finde!!!

  18. Mauro,para mi ,fue Mauro diciéndote que la pasó maravillosamente!!
    este tipo de infelices ,la pasan joya cuando hablan sin parar y pueden contar todas sus historias sin que nadie los interrumpa
    besos

  19. Amanda:
    Me estoy empachando con tu blog. Buenísimo.
    Me sirve para sumar data para mi nueva vida de recién divorciada. Tan dificil está?
    Besos y felicitaciones
    L

  20. Qué paciencia tenés Amanda…. Yo, me hubiese levantado, como para ir al baño, mientras hablaba… y me hubiera ido!!!
    La llamada seguro que es de Pablo…. (o de Javier???)
    Besos y felicitaciones,

  21. Leí varios post anteriores y sobre todo me detuve en el fragmento en el que relatabas que habías borrado mails y número celular de Pablo.

    Me dio risa, porque yo solía hacer lo mismo, borrar todo, pero no sin antes apuntar el contacto del tipo en una pequeña libreta que dejaba en el altillo de mi casa, para cuando viniera la recaída tener más tiempo para pesarlo. Así lo hago porque se me hace peor no saber quién me escribe, me puedo llegar a morir de curiosidad, y además cuando leo los mensajes con retardo de esos tipos, los leo y los releo, y mirando la pantalla como una loca, digo en voz alta: -¡Mirá como no te contesto eh! mira como vas a tener que pagar por sexo!jajaj
    Felicitaciones por estar dentro de los diez!
    Beso y te sigo ,
    Kio

  22. En cuanto a este post, yo a este hombre le pongo fichas. A lo mejor me remito a las novelitas, pero muchas historias comienzan así. Ahora que mal gusto comentarte la historia con la rusa aquella y además decirte que son fáciles…Ni siquiera se vende él mismo….suerte!

  23. Humorada: La llamada resultó ser de Mauro, que confundió el nro. de teléfono y creyó estar llamando a un amigo para… contarle qué flor de mina se había levantado!!!!!!!!!!! jajajaja………

  24. […] suerte, el temita del toque del auto de mi vecino, se resolvió  mejor de lo que esperaba. Cuando le fui a golpear la puerta con una fotocopia del […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: