32 comentarios

Mauro, el conductor intrépido


A propósito de la nota de Perfil, Javier mi ex se enteró de la existencia del blog.  Hay pocas cosas que no te hayas gritado con tu (ex) cónyuge en la etapa de la disolución de tu matrimonio, así que no hay mucho que agregar, ni relación que salvar,  pero no era mi intención que supiera tanto sobre mi vida sin él.

Afortunadamente, escribió para felicitarme, decirme que lo había leído y que le había gustado mucho. Supongo que eso demuestra que no somos exs resentidos, por lo menos no más de lo necesario. Pero también opinaba que tenía que escribir más sobre sexo, porque si no “era un blog muy de mina”  y que tratara de poner y alargar más las escenas eróticas.

Disculpame, querido (ex querido).  El blog es muy de mina, porque yo SOY una mina. Y en cuanto a las escenas de sexo, no sé muy bien a qué se refiere. Si lo que me quiere decir es que no me sale escribir porno, ya lo sé. Existen muchos otros blog con temática erótica,  así que no es algo que me preocupe demasiado. Si a lo que se refiere es que la mayor parte de los post podrían estar escritos por una monja, no es mi culpa. En todo caso, el problema no sería la falta de sexo en el blog, sino la falta de sexo en mi vida que es un tema mucho más grave.

(Volviendo a lo de la monja, sería una especie de monja que cumple con los votos de celibato, pero se cita con desconocidos en bares. Bueno, en todo caso, quédense solamente con la idea de la castidad.)

Cambiando de tema, al final no me encontré con Ignacio. Unas horas antes, canceló la cita por sms porque le había surgido algo con los hijos. Desde el momento en que los chicos tienen catorce y diecisiete años, para que un padre cancele una cita, tiene que haber pasado algo grave -posible, pero poco probable-, o es otro de los que usan a los hijos como excusa. Sea como fuere, me fastidió que ni siquiera se tomara la molestia de llamarme para cancelar, pero bueno… tampoco puedo decir que me haya roto el corazón.

De los mails que mandé el otro día, me terminó llamando Mauro y de acuerdo a mi nueva política de “que sigan pasando hasta que llegue el indicado”, hablamos dos minutos y arreglamos enseguida para vernos. Así es que como a la hora señalada salgo para el Aroma de Armenia y Honduras.

Desafortunadamente para mí, soy obsesivamente puntual por lo que llego al lugar y estaciono frente al Aroma cinco minutos antes.  Desde el auto, tengo una buena visión de la entrada y no veo a nadie que pueda responder a la descripción de Mauro. Me quedo esperando en el auto, mientras recuerdo que en ese mismo lugar fue mi primera cita con Pablo. ¡Fuera malos pensamientos! Ya son las siete en punto, así que dejo el auto y me quedo esperando en la puerta de Aroma. Tengo un buen pálpito con esta cita. La hora, el lugar y hecho de que mi candidato sea también  ingeniero, me hacen acordar la primera vez que me encontré con Pablo. Además estoy tratando de ser positiva, quizás ayude.

En eso veo un auto rojo que avanza trabajosamente en medio del tránsito, por la mano izquierda de Armenia. De repente, se tira hacia la mano derecha de la calle y se queda allí detenido. Milagrosamente no se produjo ningún accidente, pero el caos es indescriptible. Un ciclista al que casi atropellla lo insulta ¡HIJO DE PUTA! es lo más suave que le dice y debo reconocer que no le falta razón.

La razón de la la maniobra suicida fue que delante de mi auto había quedado un lugar para estacionar. Mientras tanto los otros conductores lo insultan y le tocan bocina, pero el auto rojo sigue clavado ahí como si nada, bloqueando la calle. El desastre se prolonga unos minutos, por un lado los autos no pueden avanzar, por el otro el conductor no puede estacionar porque no tiene lugar para maniobrar.

Lo miro incrédula mientras consigue estacionar de alguna manera. Me pregunto, ¿cómo te podés cagar así en los demás? ¿Qué clase de persona se arriesga a hacer una maniobra peligrosa, a ser insultado, a parar el tránsito sin que te importe nada? ¿No era mejor dar una vuelta o estacionar en la otra cuadra?

Claro, por eso estamos como estamos, por todos esos tipos, que solo piensan en ellos y los demás que se vayan a la mierda… Estoy realmente indignada. Odio a la gente así. De repente me atraviesa una idea horrible, ¿ese tipo no será mi cita, no?

El conductor se baja de auto rojo (por favor, no), cruza la calle (por favor, no) y se dirige a mí (POR FAVOR, ¡NO!):

– Hola, ¿Amanda?

Anuncios

32 comentarios el “Mauro, el conductor intrépido

  1. Amanda me encanta tu blog, sos muy graciosa al escribir y me identifico sumamente con lo que te pasa, ya que estoy en la misma búsqueda implacable del amor de mi vida…
    En fin espero saber mas de este Mauro y que tengas una linda semana
    Saludos desde Rosario!

  2. Despues de las lindeces, seguro que la conversación estaría entretenida

    Besos

  3. Me hace acordar a la canción goodbye sam, hello samantha…. hola y chau.

    Menos mal que viste eso a tiempo, esta bueno eso de ahorrarse el tiempo de conocer a alguien y que cuando uno piensa que está todo ok, aparece eso que no va con uno.

    Me causó mucha gracia lo de tu ex…. lo leí y pensaba maldades que decirle, si fuera mi ex. Da cosita saber que te lee, no?

    Next 🙂
    un beso

    • Sí, lo de mi ex me da cosita aunque se lo tomó bien y desde el momento en que estamos divorciados “con papeles” y él con una nueva pareja, no (debería) tener nada para reprocharme.

      En cuanto a NEXT, obvio pero antes… te lo cuento en el próximo post.

      Besos

  4. Me imagino, seguro Mauro no paro´ de hablar de si mismo y de lo magnifico que es
    ¿cuanto duro´ la cita??

  5. jajajaj bueno, pensemos que tuvo un bad car day y que en realidad es flor de tipo y mejor conductor!!
    esperamos el miércoles con ansiedad jaja
    en uruguay tenemos nuevo presidente: José Mujica!!!!!!
    beso!

  6. jaja !! muy gracioso !! tengo todo un tema con los conductores…, por ejemplo, no saldría con un tipo que maneja pegado al volante, no sé si me explico, esos que no apoyan la espalda en el respaldo…Espero la segunda parte…!! qué habrá sido de esa cita ? Justamente hoy escuchaba en la radio algo de una teoría científica de que es muyyyy difícil cambiar la 1era impresión…Buen comienzo de semana !!

  7. jajajajja excelente! o sea, para lectura…
    no que te pase eso..
    pero bueno, todos tenemos defectos, no? je….
    me pregunto cómo habrá sido la cita!!
    besos!

  8. jaaaa! Pobre Mauro, hizo todo ese zafarrancho en el tránsito para no perder tiempo en buscar otro lugar para estacionar… pero el tiempo igual ya lo había perdido sin saberlo, ya que vos pudiste sacar tus conclusiones sobre cómo es este señor y bajar la persiana más bien antes que después. Bien por tí.
    Con respecto a lo otro: qué bueno que tu ex te felicite. Hasta ahí todo bien. Cualquier otro comentario adicional, referido a sexo en tu blog o lo que fuera, un ex debe metérselo en el orto, creo. Por lo menos, así debería constar expresamente en el manual de etiqueta para estas situaciones.

  9. hola amanda, te encontré despues de la nota de perfil. ya me lei todos los post anteriores y ahora estoy a la espera de como sigue.
    muy identificada con todo lo que contas.
    me gusta como escribis y lo mejor de todo es ese toque de humor que le pones.

  10. Jajaja totalmente NEXT, ahora espero la parte que sigue!

  11. noooooo jajajjajaja un tarado total!!! espero el proximo post para ver si la pudo remontar el señor o ya fue!

    y tu ex q no opine tanto!! juiraaaahhh! jajajja

  12. Lo importante que vos estás cómoda con tus redacciones, tu ex no debe opinar, o al menos ya que opina no debe importarte.
    Intriga por Mauro, a ver si en la mesa era igual que manejando.
    Beso 🙂
    Lady Baires

  13. De última si resulta con Mauro pedile como requisito que haga un curso intensivo de manejo.
    Suerte!
    Besos

  14. Auch. Cuando las cosas vienen mal paridas… Pero bueno, démosle una chance. Tampoco podemos esperar al hombre perfecto, no?

    Besos

    D

  15. Pobre, y si tal vez es de esas personas que justo meten la pata en el instante erroneo pero en el fondo valen la pena???……
    La incognita solo vale para nosotras porque vos ya sabés la respuesta…CONTALA!!!!!!

  16. Llamativo lo de que tu ex descubriera tu blog. A mí no me gustaría nada que la mía leyera el mío, aunque estoy seguro de que mi relación es muy distinta de la tuya. Lo que sí me gustaría es que algún día me gustara que lo leyese.

    Sigo leyendo la historia de Mauro, aunque me imagino el final. Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: