36 comentarios

En Montevideo con Ceci


Me encantaría poder describirles Montevideo, pero a pesar de que hace muy poco estuve ahí, mis recuerdos son más bien fragmentados. La Rambla, el Mercado del Puerto, Rumi, la Ciudad Vieja, fueron las escenografías donde transcurrió la charla de cuarenta y ocho horas que tuvimos desde que Ceci me pasó a buscar por la terminal de Buquebús, hasta que me llevó de vuelta.

Como se imaginarán es imposible que les cuente todo lo que hablamos, pero voy a tratar de hacer una síntesis de las conclusiones. Pensamos (bueno, Ceci piensa, pero me convenció completamente) que tengo que tomarme match como una oportunidad para conocer gente y tener citas. Pero no poner expectativas en cada una. Pensar que es difícil que surga el indicado y que probablemente sea necesario conocer a muchos antes. Por eso, tratar de no personalizarlo tanto porque si no me voy a volver loca con una desilusión tras otra.

Además, si bajo las expectativas voy a estar más relajada. Así, no solo la voy a pasar mejor, sino que voy a transmitir menos ansiedad (desesperación suena feo ;-)) y quizás me vaya mejor. También para no deprimirme con los fracasos, es mejor no pensar en qué fallé, sino en que muchas veces son mambos del otro. Ya sé que suena como mucho más fácil de lo que realmente es, pero como guía está bueno.

Según Ceci, tengo que empezar a actuar en forma “quirúrgica”. O sea, saber bien lo que quiero e ir descartando lo que no me sirve. Ya sé que suena muy frío, pero así funciona el sistema. Otra cosa es que nunca diga que se me complica salir porque tengo una hija chica, porque eso espanta. Que como excusa siempre use el trabajo  (los médicos trabajamos un montón y en horarios raros ;-)). La verdad es que es obvio, pero no se me había ocurrido.

Lo que pasa es que los hombres te confunden en ese sentido. Todos se la pasan hablando de lo excelentes padres que son y cuán dedicados están a sus hijos. Algunos hasta lo destacan en su perfil, tipo “lo más importante de mi vida son mis hijos” y esas cosas. Y una termina engañándose y pensando que ellos lo creen una virtud. Pero, en verdad el amor a los hijos es un concepto más bien teórico y en todo caso, solo se aplica a los suyos.  Los nuestros son nuestro problema y que no jodan. Son dos categorías diferentes. Además,me encantaría poder hablar con sus ex para que me cuenten si de verdad son padres tan excelsos como dicen. De mi corta experiencia pude deducir que los hijos son omnipresentes cuando no les interesás demasiado. Pero cuando realmente te quieren ver, no sé que hacen con ellos, pero desaparecen por arte de magia. Me gustaría saber que les decía mi ex a sus citas sobre sus supuestas virtudes paternales…

Pero como se imaginarán no estuvimos todo el tiempo filosofando. Ceci me sentó frente a su notebook y prácticamente me obligó a aplicar la teoría. El trabajo práctico consistió en analizar un montón de perfiles y en una sesión de chateo con un tal Ignacio que al tercer renglón me estaba invitando a un café. Fue divertido decirle que en ese momento estaba en Montevideo, a punto de salir para Atlántida a pasar la tarde. Pero nos pasamos los celulares y prometió llamarme apenas volviera para arreglar. Lo hizo, pero justo estaba manejando, prometió volver a llamar pero por ahora no tuve más noticias suyas.

Sin embargo, no fue el único llamado que recibí ese día. ¿A qué no adivinan quién volvió a aparecer?

Anuncios

36 comentarios el “En Montevideo con Ceci

  1. Ya se,Pablo!!
    besos

  2. Coincido 100% con Ceci…tenés que saber que van a ser 58 o 75…hasta que encuentres esa persona especial…. si Amanda…se puede!!!! sabé que te vas a poner negra de tanto café…. o parecer enferma de tanto té, pero indefectiblemente por ley de probabilidades, tiene que aparecer.
    Y además, tener una lista mental de las cosas que te gustaría enconrar en ese hombre…. y tenerla presente, sabiendo ( estando re-segura) que va a aparecer. Y aparece. Asi como cuando uno se fabrica una profecia de autocumplimiento para lo malo, fabricate la de autocumplimiento para lo bueno…y pasa!!!! 😉
    Ni se me hubiera ocurrido que era Pablo….la vida es un ir y venir….

    un beso

  3. me olvidé….Y además así tenes pilas de cosas para contarnos!!!!…cada personaje pulula por match y sucedáneos!!! 😉

    • ¿Es un tema nunérico? Si se tiene la persistencia de ver un número n, ¿tiene que suceder? Son cosas que me pregunto, no tengo la respuesta.

      Por el otro lado, es verdad que hay cosas más divertidas para contar 🙂

      Besos

  4. Porfi no te enganches con ese tonto de Pablo otra vez!!!!!

  5. Adoro a Ceci 😀

    Vade Retro a Pablo!

    Un beso desde el otro lado del charco 😉

  6. *Puse mi apellido! tiene más glamour, pero sigo siendo la misma Regina de ayer ,jeje

  7. Me están entrando ganas de ligar por internet jaja más que nada por vivir nuevas experiencias 😄

  8. Pablo no no no ¡¡¡¡¡ no le des pelota Amanda ¡¡¡¡¡
    besos.

  9. Yo también pensé en pablo, pero bueno, no cuenta porque llegué tarde con el comentario y veo que estaba en lo cierto.
    Que quemaseso!!!!!! No sé… a primera diría NEXT pero los tiempos en la vida son raros, primero contá que te dijo y luego sacamos conclusiones

  10. Hola! Ceci debería poner su negocio de asesoría sentimental (o lo tiene ya?), muy acertados sus conceptos, y, lo mejor es que se cuida que lo pongas en práctica. Y, sorprendentemente, encontré en mi país un servicio de speed dating…
    sincronicidad?

  11. Me encanta Montevideo !!!!!! fui hace ya más de 10 años (sola) y quedé encantada. No me gusta Pablo, siempre los mismos personajes polulando en macth…ufa…Espero el post del lunes. Buen finde !

  12. A mi me encanta Pablo,si lograras que no te queme el cerebro,es fabuloso para el mientras tanto…!

  13. ¿Para qué? ¿Opinar, aconsejarme…?

  14. La vida está llena de casualidades; y no lo digo por la reaparición de Pablo, sino porque ayer hablé con una amiga que me contaba sus experiencias en match y meetic en su búsqueda de la “persona especial”. El caso es que sus conclusiones eran prácticamente calcadas a las que llegásteis tú y Ceci. Mientras me las contaba, no podía dejar de pensar en el objetivo incuestionable (ese ser especial) y me surgía una objeción básica que no me atrevía a decirle porque estoy convencido de que cada uno ha de llegar a sus propias convicciones. No obstante, como soy un bocazas, al final le di mi opinión, con el resultado (previsible) de que se la tomó mal. Al leer este post, me han entrado ganas de escribir pausadamente esa conversación; a ver si me anime cuando acabe lo que tengo ahora entre manos. Un beso.

  15. Muy buenos los consejos de Ceci, toda una experta en el tema. El tema de los hijos de la mujer “pesa” cuando un hombre evalúa los pro y los contra. Vamos a ser sinceros, total yo ya salí del “mercado” . Va mi consejo: No se conviertan en combos. Porque casi nadie compra eso.
    Se que vos no sos el caso, porque te vengo leyendo desde el comienzo, pero el tipo que tiene una cita con vos no sabe eso, al haber hijos uno imagina el combo, o sea sos combo hasta que se demuestre lo contrario. Por lo tanto sería bueno aclarar eso en la primera cita y dar ejemplos de que los chicos se las arreglan sin la mamá.
    Yo amo a mis hijos y creo ser un excelente padre (o al menos eso me dicen cada vez que me vienen a pedir plata) y durante mi etapa “match” deje de considerar a mas de una candidata por este tema. Recuerdo que una vez me gustaba muchísimo una mujer pero resultó que tenía un hijo de 27 años viviendo con ella. El “nene” hasta le usaba la cama. Así que cuando llegamos a ese detalle pense “the next” por mas que me gustara. Encima me pedía consejos (si, en la primera cita) sobre como ponerle límites. Huí despavorido!. Distinto es el caso del hombre que vive con sus hijos, ese como que se resigna al “los mios + los tuyos” porque no le queda otra pero los que viven solos, casi siempre huyen. Besos

  16. Nunca imaginé que sería Pablo!
    Ceci, siempre me resultó una genia en sus opiniones.
    El tema de los hijos? A algunos les importa, a otros no. Cada uno viene con su historia al respecto, y a veces hasta lo ponen de excusa para desaparecer porque no pueden entrar en tu casa.
    Por otra parte, también no sé si has conocido, pero hay una amplia mayoría que vive con los hijos y entonces son ellos los que se les complica relacionarse.
    Ya apareció un Ignacio y después serán otros.
    Esto es así. 🙂
    Beso y buen finde.
    Lady Baires

    • De los que conocí bastantes son hombres mayores que yo con hijos chicos. De ahí observé que las “complicaciones” que traen los hijos dependen mucho del interés del señor en cuestión, más allá de que habrá ocasiones con dificultades reales.
      Besos

  17. jajaj qué bueno que los aires montevideanos te hayan dado una mano en algunas cosas jajaj lo digo como hincha de mi ciudad
    trabajo en la ciudad vieja, a lo mejor nos cruzamos jaja
    la parte de pablo no la tengo muy clara porque en ese entonces no te seguía
    besoteeee espero con ansiedad el lunes

  18. es lo magico que tiene montevideo…
    te demuestra cuan ironica es la vida..
    vivimos chocando

  19. Qué tal Amanda!
    Eso que comentas acerca de los hijos de uno y los de tu pareja, es la pura verdad. Particularmente lo reconozco y lo acepto. Una cosa son tus hijos y otra los hijos de tu pareja.

    Creo que si la relación prospera y aparecen sentimientos más fuertes entre las dos personas, como que te pueden comenzar a importar lo que para ella (o él) es importante. Y ahí sí que es otro cantar.

    Un gusto leerte… seguiremos en contacto!

    Saludos desde el Perú!

    J

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: