36 comentarios

Después del “nos vemos”


Daniel me acompañó al auto y se despidió con un “nos vemos”. Puse primera (y segunda) mientras  pensaba qué día podríamos volver a encontrarnos. De Palermo a Caballito el trayecto es corto, pero aún así, mientras manejaba empecé a tener algunas dudas.

Repasé nuestra cita buscando alguna señal más concreta de que Daniel tuviera intenciones de volver a verme. No recordaba ninguna y comencé a preocuparme. A ver… la conversación había fluído muy bien, me había contado algunas cosas íntimas (a lo cual,  yo correspondí), habló mucho sobre compromiso (o más bien de cuánto le molestaba la falta de compromiso de la mayoría de la gente). Habíamos pasado juntos más de dos horas… ¿Quién dijo “me tengo que ir”? Yo, cuando me llamó Juli, él no parecía apurado por despedirse.

Pero, ¿había dicho algo que realmente me hiciera pensar que quería volver a verme? Para ser sincera, no. Sin embargo, cuando llegué a casa todavía esperaba recibir un sms suyo que me sacara de dudas. Pasaron un par de horas sin novedad. No sé bien porqué, pero empecé a angustiarme. No podía creer que después de una charla tan íntima, todo quedara en la nada.

La espera me resultaba insoportable. Necesitaba definir la situación. Le mandé un mensajito: “Gracias por el encuentro. La pasé muy bien”.

Del otro lado, SILENCIO.

Me conecté al MSN donde hasta hace unas horas Daniel se mostraba tan dispuesto a chatear conmigo. Estaba online. Me puse disponible,  esperé y esperé . Seguí esperando hasta convencerme de que  Daniel ya me había ubicado en la papelera y sospecho que ni siquiera en la de reciclaje.

Me sentí desconsolada. Una parte muy chiquita me decía que no era para tanto, pero no podía escucharla. Desde la perspectiva del día siguiente, fue una idiotez que me avergüenza, pero esa noche no podía pensar y le mandé un mail:

No me di cuenta de que que la cita había estado tan mal.
Saludos y suerte.
Amanda

Que  fue la forma de decirle (obviamente no me detuve a pensar que era justamente a  quien menos le podría importarle) algo así como: Me siento una estúpida por haberme expuesto contándote cosas que no confiaría a un desconocido. Fue como si hubiera ido a contar mis intimidades en una entrevista laboral. Pero por otra parte, no entiendo cómo se puede charlar así con alguien y a continuación  ni  siquiera tomarte la mínima molestia de ahorrarle al otro la angustia de esperar y adivinar y concluir por el silencio que fue descartado. No te hubiera costado nada contestarme “Yo también, me gustaría que fuéramos amigos” y todo quedaba claro. Ninguno tiene obligación de gustarle al otro. Yo también estuve del otro lado. Pero ¿era necesario hacerme sentir tan descartable?

Para mi sorpresa, Daniel me contestó:

Para mí no estuvo tan mal.

Su respuesta me dejó desconcertada. ¿Qué me quería decir con eso? ¿Qué consideraba la idea de volver a verme? ¿Qué en realidad se divertía haciendo una especie de casting y que la cita era un fin en sí mismo?

Como no volví a saber nada de él, nunca me enteraré de que fue exactamente lo me quiso decir, pero el NEXT era obvio. No sabía porqué me sentía tan mal, pero el llanto me desbordaba. Sin embargo, mientras lloraba todo se empezó a aclarar. Daniel fue uno de los tantos que pasan en algún momento. Me había gustado y me había hecho algunas  ilusiones, pero la verdad es que hasta ayer no lo conocía y sabía que mis lágrimas y mi desconsuelo no eran por él.

Lloraba por Gustavo y por lo que no pudo ser y porque quise eludir un mal momento y elegí la peor manera, creyendo que si seguía adelante como si nada hubiera pasado, iba a evitar el dolor.  Las citas no sirven para levantarse el ánimo. Significan exponerse y muchas veces ser rechazado. Fue una pésima idea volver en un momento tan vulnerable.

Necesito unas vacaciones. Necesito estar con mis hijas, mi mamá, mi papá, mi tía… Necesito llamar a alguien y saber que me va a contestar. Necesito ir a tomar un café con una amiga y saber que no va  a desaparecer. Necesito retirarme por un tiempo.

Y en ese momento,  siento que tomé la decisión correcta.


Anuncios

36 comentarios el “Después del “nos vemos”

  1. Coincido, todavía no era momento.

    Besos!

    D

  2. Bueno me parece lo mejor, espero que ls vacaciones no te las tomes de nosotros…besos!

  3. Amanda:
    Please! A no desesperar.
    Las citas son así, no te pasa a vos solamente.
    Podés tener una charla extensa, contando mil cosas que en otro contexto no las hubieses contado.
    Todo parece estar sobre rieles, pero según escuché más de una vez de los hombres ” es tan grande la oferta”, que parece que siguen participando y ellos dicen que las mujeres hacen lo mismo, van al casting y después nada.
    Siempre te digo lo mismo, hasta que aparezca EL hombre.
    Vacac. ahora vienen bien, cuando una no tiene ganas, es mejor dejar pasar el tiempo.
    Beso
    Lady Baires

    • Ya sé que no es nada personal, pero mi idea de diversión no es la de encontrarme para charlar por única vez con un desconocido. No todos tenemos vocación como relacionistas públicos ;-).

      Por ahora, vacaciones.

      Besos

  4. Después de lo que contás, de cómo te sentiste, me parece lo mejor lo que decidiste….
    Duelo que le dicen..
    Besos

  5. Capaz suene a sicología barata y de entrecasa, pero es como claro que tu angustia es por Gustavo y no por él…
    Gustavo ya se fue? no lo viste ni hablaste mas?

    un beso y mucho ohmmmmmmm ohmmmmmm
    😉

    • Claro, a mí misma me sonaba raro tanta desesperación por alguien que vi un par de horas. Se juntó todo y fue demasiado. Hablé hace un par de días con Gustavo por teléfono. Quedamos en vernos antes de que se vaya.

      Besos

  6. A ver…yo soy de los que a veces dicen “nos vemos”. Lo uso cuando tengo dudas de si la voy a volver a llamar. También me ha pasado a la inversa, me han dicho “nos vemos”.
    No tiene nada que ver con la duración de la cita ni la franqueza. El que es espontáneo y franco, lo hace con cualquiera que le haga pasar un buen momento y si encuentra reciprocidad del otro lado. Justamente como sos espontáneo y franco lo que confesas o narras no tiene nada que ver con la expectativa que tengas sobre la otra persona.
    Tampoco la duración, yo he tenido citas de 4 hs y luego no la volví a ver. Pasa que quizás mencionaste algo en la charla que a él le despertó la alarma de submarino, o quizás no está seguro de la química que tenga el con vos.
    Puede ser por tus hijas, o por un gesto que hiciste, o sea pueden ser muchas cosas y nada tiene que ver con vos si no con el. Así son las citas. Del post se evidencia que necesitas ese descanso del que hablábamos en otro post, hay un momento en que uno debe parar de tener citas y tomarse un descanso. Es tu momento ahora. Ya pasará. Que estes mejor! Besos

    • A mí siempre me queda la intriga de que habrá sido lo que le hizo pensar NO al otro. Y sobre todo, si fue por algo real ( y en ese caso inevitable y mejor al principio) o porque malinterpretó algo que dije/ hice.
      Igual reconozco que es un ejercicio inútil que no cambia nada.

      Besos

  7. Yo soy igual que vos en el sentido de que me quedo siempre pensando todo, analizando cada palabra, cada gesto y tratando de hacer un pronóstico de lo que va a pasar. Y también soy igual que vos en la espera, precisamente porque me desespero y tengo necesidad de actuar. Creo que estás familiarizada con Martín, de mi blog. Bueno, él estuvo un año en Israel y supuestamente allá se dio cuenta de que quería estar conmigo. Cuando volvió nos vimos un día y después no me llamó por una semana. Lo que hice fue sentarme en la computadora y escribirle un mail que en resumidas cuentas decía que no quería que me hablara nunca más y que no lo quería volver a ver. Bastante exagerado.

    Lo que hago ahora es escribir en un archivo de Word, guardarlo y volver un día después a leerlo a ver si todavía tengo ganas de mandarlo. Algo así como lo que contaste que hacía Mark Twain.

    • Claro que lo ubico a Martín, de paso lamento lo de tu abuelo (iba a dejar un comentario al respecto, pero ando atrasada en mi labor de comentarista).

      Así que otra discípula de Mark Twain ;-), lástima no haber seguido mi propio consejo.

      Besos

      • Jajaja todos andamos siempre atrasados en esa labor. Y sí, es verdad, pero ese consejo a veces es difícil de seguir. Nunca sabemos cuando guiarnos por nuestros impulsos y cuando no.

  8. nenaaa…. y sí…. lo de un clavo saca a otro no suele dar buenos resultados…
    Pero creo que es totalmente normal lo que te está pasando… tenes q hacer un duelo con respecto a él.

    Besos!!!

  9. Amanda: No estés tan pendiente… creo que te desesperaste por no haber recibido un mensaje o un mail, en definitiva una aprobación por parte de Daniel, cuando a lo mejor él está interesado pero quiere tomarse las cosas con calma.
    Tal vez lo que planteas de pasar más tiempo con tus hijas y tu familia es lo que necesitas en este momento, estar con quienes están con vos incondicionalmente.
    Arriba el ánimo!
    Besos!

    • No sé, mi sensación es que con Daniel nunca más. Igual, en este momento creo que voy a estar mejor dedicándome a otras cosas.

      Besos

  10. claro, lo que pasa es que esto del portal de citas es como una filosofía “express”
    o sea, en vez de pasar por el período tan lindo de conocer a alguien por casualidad, pasarnos los números, ver si tenemos algo en común, ver si da para salir, etc, ya tenemos un perfil que nos dice si tenemos o no algo en común, hablamos un ratito y arreglamos la cita. quizá sea eso lo que falle…el modo de conocer a la gente. saltear tantas etapas. yo hace casi 6 años que estoy out del mundo del levante y veo que todo cambió mucho. qué se yo, creo que yo antes no salía con alguien y recibía en el momento la info de si nos volvíamos a ver o no, era todo más natural.
    yo sí creo en la filosofía “un clavo saca a otro clavo”, es más, soy casi fundamentalista de esa filosofía. pero no así, sino de una manera que nos pemita “exorcizar” de nuestro cuerpo el cuerpo del otro. ponele, salir, conocer a alguien, sexo casual, lo que pinta, pinta, sin expectativas. es mucho más liberador. y tá, el último cuerpo que estuvo en el tuyo, no es el del objeto del dolor.
    está mal mi idea?
    Lali

    • Coincido en algunas cosas que me decís, pero con algunas salvedades:
      Cuando tenés más de cuarenta, no tenés un trabajo donde puedas conocer gente, etc, etc no se conoce a nadie por casualidad. De hecho, en los casi dos años que llevo divorciada, no conocí a nadie así.

      Los perfiles no proporcionan demasiada información.

      Creo que “un clavo saca a otro clavo” cuando estás preparada para que eso suceda. Cuando querés apurar el momento suele ser solo para complicar las cosas.

  11. a lo que voy, es que dejes el portal de citas por un tiempo, pero te sigas divirtiendo por otro lado. sin expectativas.

  12. La última cita que tuve duró unas 9 horas. Aunque era la primera vez que nos encontrábamos, ya nos conocíamos de leer nuestros blogs y de comunicarnos por Facebook desde hacía un año. Aparentemente todo estuvo perfecto (si no, no se hubiera hecho tan larga). Él mismo me dijo que la pasó muy bien, y sin embargo no me volvió a hablar. Estuve como 15 días comiendome la cabeza pensando qué había hecho o dicho para espantarlo, hasta llegar a la conclusión de que no valía la pena amargarme y que seguramente algún problemita tenía en su cabeza, que no tenía nada que ver conmigo. Misterios de la mente masculina…

    Perdón por extenderme, pero me identifiqué con lo de “A mí siempre me queda la intriga de que habrá sido lo que le hizo pensar NO al otro.”

    Besos!

  13. Hola Amanda, lei todo tu blog hace como dos semanas y te sigo diariamente. No comenté nunca pero hoy sentí la necesidad de hacerlo. Para mi forma de ver, a lo mejor el tipo no quería ser pesado y esperar un poco. Creo q el tema tuyo te tiene muy ansiosa y a lo mejor opaca algo q puede resultar. Seguramente no debe haber entendido el por qué del sms q le mandaste.
    A lo largo de los posts se percibe a una mujer interesante y agradable, supongo que personalmente también. Y si,como decís, profundizaron tanto por algo es.
    También comprendo que tus lágrimas son por vos y no por Daniel.
    Tenés que tener la certeza de que pusiste lo mejor de vos y si no se dio con Gustavo, no fue por causa tuya.
    Un poco de aire nunca está de más.
    Besos!

  14. no se que decirte. Lo mas apropiado me parece que dejes de lado la ansiedad (como si fuera facil! pero bue) y que entiendas que quizas el tambien lo paso muy bien pero maneja otros tiempos.

    Espero que te sientas mejor

    saludos

    • No creo que no contestar un sms e ignorarte en el MSN sea manejar otros tiempos. Me suena más a una manera cómoda de decirte no.

      Pero bueno, el tiempo dirá…

      Besos

  15. tal vez no sea bueno perseguirse por ninguna decisión, ni la anterior ni -eventualmente más adelante- la contraria de ahora

    o reformulo, tal vez no sea bueno arrepentirse, sino aceptar lo que se hizo pensando que era lo mejor

    saludos

  16. Sil, y … si le mandé un sms y no me lo contestó, si lo veo conectado al msn después de una cita y me ignora, no había mucha incertidumbre.

    Pero tenés razón, no estaba biem y necesitaba sacarme la duda.

    Besos

  17. Amanda,
    Una vez a mi me pasó algo peor que lo que hizo Daniel. Me había enamorado por chat de una mujer. Hablamos por teléfono y quedamos en vernos. Estuvimos tres horas tomando un café y hablando. Le di a entender que yo me sentía muy bien con ella, peró bastó que me despidiera para darme cuenta que no quería saber nada. No podía decírselo, me costaba. Ella se dio cuenta porque no le contesté en seguida un sms. Recién al otro día pude hablar. Se lo dije y no entendió nada, pero había algo adentro mío que me impedía intentar algo con ella. No lo tenía en claro, lo supe después. Es feo lo de no ser sincero con los sentimientos, no sé por qué, pero parece un mal extendido.
    Fuerza.
    Un beso,
    Crestos

    • Lo que no entiendo no es que al otro no le gustes, no le cierre o no lo convenzas, sino que la forma de decirle sea desaparecer y que lo deduzcas por tu cuenta.
      De todos modos, parece ser la forma usual y tendré que acostumbrarme si en algún momento sigo en eso.

      Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: