22 comentarios

Federico, el empalagoso (IV)


Me sentía muy culpable (y un poco enojada, ¿por qué no se fijaba un poco y se daba cuenta de que había cero onda de mi parte?). Me daba pena por Federico y decidí que lo mejor era escribirle para aclarar la situación.

Hola, Federico:
No me gusta dejar sms sin contestar y te quiero dar una explicación.
Los mensajitos que me mandás son tan cariñosos y apasionados, que no queda otra que contestar “yo también”. Pero, a pesar de lo bien que la pasé el otro día, no es lo que me surge, así que sinceramente no sé que responder

Cariños
Amanda

Inmediatamente luego de enviar el mail, me aparece esta página:

Hace 11 horas, Federico realizó comentarios sobre foto de Olivia
“¡Sin dudas, sos una mujer preciosa!”

Hace 11 horas, Federico realizó comentarios sobre foto de Olivia
“la casa y el lugar son preciosos, pero la mujer es increíble”

Hace 11 horas, Federico me estaba mandando el mensajito del beso dulce de las buenas noches. Me sentí  mucho más tranquila. Seguramente les hace el mismo verso a Olvia, a mí y Juana, Claudia, Ana, Gabriela…Supongo que por un tema de probabilidades alguna caerá.

Por suerte, yo me lo saqué de encima.

Pero me quedé pensando. Estoy tentada de mandarle otro mail que diga “PD: Saludos a Olivia”. Por un lado sería divertido y una forma de decirle que  descubrí su juego. Pero por el otro, estaría advirtiéndole de que cualquiera puede acceder a  su red en el MSN. Seguramente la va a ocultar  y voy a privar a otras mujeres de esa información.

¿Un momento de diversión o solidaridad de género?
Creo que dejar que siga apareciendo como un tarado es lo mejor.

Federico, bye

(Carlos, tenías razón)

Anuncios

22 comentarios el “Federico, el empalagoso (IV)

  1. Me encantó…. quiero decir eso de no avivar giles!!!

    y no te respondió nada?
    beso

  2. Por ahora no.
    Besos

  3. Ok, lo del medio mundo lo odio, pero lo entiendo. Ahora, la estupidez es imperdonable!

    • Pero a mí la estupidez me vino bien. Si no, me hubiera quedado con esa sensación medio culposa de que le interesaba y fui yo la que no quise.
      Besos.

  4. Resistir la tentación y dejarlo que se siga pisando fué lo mejor que pudiste hacer!!!!
    De haber estado en tu lugar me tendría que cortar los dedos para no ponerle “Saludos a Olivia”! Aunque es tan sútil que tal vez no lo entienda 😦

  5. Alguna vez, un conocido que era habitué del juego y estos menesteres me definió como “cubrir el paño” a la jugada de Federico.
    Besos

  6. Menos mal que te sacaste de encima a ese pesado. Espero te sirva de experiencia para no ir al encuentro de todo aquel con el que chateás y que muestra la hilacha. Saludos !

  7. Este tipo de flacos son los que hacen quedar mal al resto del género.

    Propongo hacer una lista negra en donde queden ecrachados estos tipos. (Espero no estar cavando mi propia tumba, en el fondo soy hombre tambien).

    Fulano

    • Hola Fulano, bienvenido. Siempre leo tu blog y nunca comento. Hay gente así ¿viste? 😉

      En cuanto a tu idea es buena, y se me ocurrió más de una vez para escrachar alguno mucho peor que Federico. Pero ¿dónde? ¿cómo? ¿sería ético? ¿llegaría a l@s que tiene que llegar?
      Como verás, son demasiados interrogantes.

      Un beso.

  8. Federico el aparato… me alegro que lo hayas “desenmascarado” a tiempo!

    • Lo gracioso es que siempre uso gmail, y esta vez le escribí desde hotmail de casualidad y eso permitió que la red de Windows Live hiciera su labor justiciera.

      Un beso

  9. La verdad que Carlos escribe muy bien, seria
    un buen candidato para vos jaja.

    Un beso

  10. No podía ser de otra manera, tanta amabilidad tanto halago, tanta cosa empalagosa no puede ser sincera.
    Besos y siga participando

  11. Estaba cantado, ¿verdad?

    Y, en otro orden de cosas, ¿imaginas que alguno de tus “contactos” caiga por este blog? Superado el skock, es posible (aunque no probable) que les aportara provechosas lecciones para el autoconocimiento y maduración personal. También hay que tener solidaridad con los pobres hombres que, bajo máscaras de seguridades ficticias y poses varias, están en el fondo desconcertadillos. Un beso.

    • Me parece poco probable, pero no es imposible. Me cuido de disfrazarlos lo suficiente como para que no puedan ser reconocidos por nadie salvo ellos mismos. Si se da esa casualidad, ignoro si lo tomarán como una valiosa enseñanza de vida o intentarán encontrar un matón a sueldo para mandarme.

      Preferiría la primera opción, por supuesto…
      Un beso.

  12. Hola, Amanda:

    Después de un mes vengo a ver el desenlace de la historia. Es que andaba de lo más ocupada. Qué onda con Federico el “empalagoso”. Nos salió bien listo, ¿verdad? Menos mal que te diste cuenta…

    Un beso

  13. Sí, fue muy gracioso porque fue por casualidad y lo más importante me libró completamente de la culpa 😉
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: