21 comentarios

Lucía no está de acuerdo


Me pasé la tarde del sábado en la casa de mi amiga Lucía. A la mañana, en la clase de spinnig de las 11, me di  cuenta que las dos gigantografías que decoran el salón, una a cada lado de la tarima del profesor, no son solo dos chicos lindos subidos a sus bicis de indoor. Son  un chico lindo que mira interesado a una chica linda, que lo mira tímida pero seductora. ¿Será posible que vaya al gimnasio para despejarme y el mundo esté confabulado para recordarme que estoy sola?

Con Lucía no se me iba plantear ese problema. Salvo  que tuviera una noticia bomba para darme,  iba tranquila, sabiendo que no iba a tener que escuchar ningún canto a la alegría sobre la felicidad de estar en pareja. Lucía mantenía una agenda social agotadora. Conseguir reunirse con ella, era tan complicado como conseguir un turno con el mejor especialista.  Cenas, cumpleaños, teatro off se van sucediendo.

Soltera, sin  hijos, había tenido muchos romances cama afuera, además  de una convivencia de algo más de un año. Sin embargo, en los dos años que llevamos viéndonos con frecuencia, no le conocí ninguna pareja.  Sinceramente no me queda claro su interés en el tema. A veces, dice que su vida está completa tal cual como es, y otras que no duda de que pronto tendrá su pareja, ya que está trabajando mucho interna y externamente para eso.  Lo de interno supongo que se refiera a su análisis, al que concurre desde que tiene uso de razón. No sé si efectivamente la ayuda, pero debo reconocer que le proporcionó una jerga muy freudiana. Lo de externo es obvio.  Desde hace un mes está yendo al Dieta Club. Yo creo que le va a hacer bien. Es la típica gordita linda de cara de la cual uno piensa. “¡Qué bien le vendría bajar quince kilos!”

Le estuve contando mis aventuras (¿desventuras?) en el portal de citas. A Lucía no la convence el sistema, lo cual no sería ningún problema porque no estoy haciendo proselitismo y me da lo mismo que lo use o no, pero se puso un poco densa  con  eso.

Según ella  hay cosas que no se pueden forzar, que se van a dar cuando sea el momento y que le parece muy a tono con los tiempos que corren  que se pretenda  comprar el amor como si fuera un supermercado.  Le dije que en los portales no se compra el amor. Se paga un servicio para hacer contactos y conocer gente. ¡Ojalá supiera dónde se compra el amor! Si alguien lo sabe, no dude en decírmelo.

Me fui con un poco de bronca. Yo no critico las cosas que ella hace y no porque sea perfecta. Ya les contaré…Pero bueno, al amigo quiérelo amigo, no clon.

Al final cuando volví a casa me anoté en una reunión de speed dating.  Estoy  en lista de espera para el próximo evento.

Anuncios

21 comentarios el “Lucía no está de acuerdo

  1. Hola Amanda,,,,,creo que un elemento escencial dentro de la amistad es la tolerancia a las diferentes formas de proyectar nuestras ideas,,, si seriamos iguales que aburrido.Mis amigas tienen muy pocos puntos en comun conmigo, eso es lo mas divertido , siempre de que hablar y aprender del otro, me encanta.Por otro lado, el dia de la speed dating esta mas cerquita, que lindo, me encantaria que contaras lo que se respira en ese tipo de encuentros, saludos , como siempre, hasta pronto.

    • Creo que ese es el punto. A mí me parece que Lucía es demasiado crítica con algo que no conoce y que de última no perjudica a nadie. En todo caso a mí, pero ya estoy grandecita para tomar mis propias decisiones…
      Igual, me hace sentir mal que piense que soy tan superficial.

      Un beso.

  2. Son posturas frente a la vida. El no forzar y esperar que ocurra lo que tenga que ocurrir naturalmente es una buena excusa para la desidia amorosa. Segui esperando nomas…. 🙂

    • A mí me da lo mismo si ella quiere esperar o ir a una agencia matrimonial. Lo que me molesta es suponga que está mal lo que hago.

  3. no creo que sea comprar amor…. es acortar distancias y tiempos. Es hacer que gente que está en la misma sintonia de búsqueda se encuentre mas pronto. Lo que pase de ahi en mas, depende de cada uno, de la suerte, de las circunstancias…como en la vida misma.
    Me pregunto si los detractores porque si, los de crítica facil, no lo hacen un poco porque ellos no se animarían?

    • Yo también lo pensé, pero aunque no sea así, me molesta la gente que critica desde el desconocimiento.
      Un beso

  4. Mis amigos no entienden mi afición a los blogs y yo no entiendo las suyas a las salas de chats, pero luego de criticar un poco en conjunto los pro y los contra de ambas cosas seguimos siendo amigos cada uno con lo suyo. 🙂
    Besos.

  5. Pareciera que tu amiga opina desde el preconcepto, eso es difícil de erradicar, porque el desconocimiento se combate simplemente conociendo. Pero bueno, no tiene porqué haber un 100% de coincidencia con los amigos, no?
    Besos

    • El desconocimiento se combate conociendo. Si te interesa conocer. Si no, te callás y no das cátedra sobre lo que no sabés.

      ¿Se nota que estoy enojada, no?…
      Besos.

  6. Y claro, lo que duele es la crítica, el juzgar sin necesidad, sobre todo cuando hay una amistad de por medio. Pero quizás con el tiempo se lo tome de otra manera.

    Yo recuerdo que de chica no concebía las fiestas de “solos y solas” a las que iba mi mamá, que supongo vienen a ser algo así como los tíos abuelos de los portales de citas. Y mirá como son las cosas, ahí conoció a quien hoy es su marido.

    Beso!

    • Esperemos. Igual, al lado de otras cosas como que no tiene demasiada importancia.
      Supongo que con no pedirle opinión sobre el tema, bastará.

      Besos.

  7. yo tengo una amiga que critica el 90% de las decisiones que tomo

    yo siempre trato de respetar lo que eligió el otro, aunque no lo comparta

    Beso!

    • El porcentaje de crítica fue menor al 90%, eso seguro ;-). Pero el tono y el modo fueron muy desaprobadores. No me lo esperaba.
      Besos

  8. Me parece que cuando alguien está en una época de cambios y elige un camino para tratar de mejorar su realidad, hay que escucharlo más que criticarlo y menos ponerse en actitud agresiva con cosas como “pretender comprar amor”.

    Siempre me consuelo pensando que quien hace eso en el fondo es porque no se siente bien consigo mismo.

    Aunque uno no sea feliz, puede sentir suficiente armonía como para no necesitar agredir a los demás, puede sentir que tiene “resto” para contener y escuchar en vez de cuestionar.

    Me pareció excelente la frase de Carlos “El no forzar y esperar que ocurra lo que tenga que ocurrir naturalmente es una buena excusa para la desidia amorosa” creo que describe exactamente lo que pasa en muchísimos casos.

    • Coincido completamente con tus observaciones.
      Pero, como es una amiga, vamos a dejarle un margen de duda. Por ahí ese día estaba de mal humor y necesitaba descargarse en alguien 😉

      Besos.

  9. Ami, que te sea leve la gripe. Besos.

  10. Creo que la intolerancia de los amig@s cercan@s es lo que duele, uno espera que te apañen en tus intentos, sin mayores cuestionamientos a tu persona, que crean en uno y en que uno no es una tarada como para no saber donde está parada; que no nos juzgen desde lo que ell@s harían en nuestro lugar, sino que nos acompañen y respeten nuestras decisiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: