6 comentarios

Elige tu propia aventura (III)


Quisiera poder asesinar a Javier y a Sandra. Si quieren saber mi opinión, para mí tienen una relación de mierda. Se la pasan peleándose. ¿Qué les costaba seguir así una semana más para que Sandra pudiera encargarse de la fiesta? Nada.

Empiezo a organizarme mentalmente. Lo más preocupante es la torta. El resto se arma fácil. Al fin y al cabo son chicos de 9 años. En todo el tiempo que llevo concurriendo a cumpleaños infantiles, nunca escuché este diálogo:

–         Hola, Matías ¿La pasaste bien en el cumple?

–          Sí, la animación estuvo buena, pero no sabés lo que fue el catering. Increíble. Una calidad…una presentación…No te olvides de preguntarle a la mamá de Candela, que empresa lo hizo, así la contratamos para mi cumple.

Nunca jamás.  Sin embargo, como conozco la volatilidad de Javier, antes de empezar, prefiero llamarlo para asegurarme.

–          Hola,  ¿Javier?

–          Ah, hola, Amanda.

–          Bueno, ¿entonces qué hacemos ahora?

–          ¿Qué hacemos…?

–          Con el cumple.  ¿No te peleaste con Sandra?

–          No…Bueno, sí, pero ya nos arreglamos. Fue…un malentendido. En realidad…

–          Está bien, está bien, no me interesa. ¿Entonces ustedes se encargan de todo?

–          Claro, claro.

–          ¿Seguro, no? ¿Se encargan de la comida?

–          Sí.

–          ¿De la torta?

–          Sí.

–          ¿De  los souvenirs?

–          Sí.

–          ¿De la decoración?

–          Sí.

–          Bueno, quedamos así. Chau.

Consigo no agregar  “¿Y cuándo me lo pensabas decir?”  Pero después de haber chequeado minuciosamente todos los ítems ¿qué gano iniciando una discusión? Alguna enseñanza me tiene que haber dejado haber comenzado tantas discusiones inútiles…

Con un “que lo hagan como ellos quieran” me despreocupo del tema. Mañana lo veo a Alejandro. Ahora puedo dedicarme a pensar que ropa ponerme para la cita.

Anuncios

6 comentarios el “Elige tu propia aventura (III)

  1. Eso es tener dialogo. Por el lo digo, eh. Y si habré pasado por esas… y cuando pensabas avisarme que te lo ibas a llevar a Mendoza? Por nombrarte alguna.

    • Ups, eso es grave. A veces para evitarse la molestia de avisarte, prefieren ponerte ante el hecho consumado. Total , ya te divorciaste. Ahora, ¿qué vas a hacer? ¿Mandarle un asesino a sueldo?
      (¿Alguien conoce alguno para recomendar?)

  2. Que bueno ese control para no discutir, más con ese dialogo, dan ganas de decirle algo para que reaccione.

    • Lo que pasa es que esa película ya lo ví muchas veces. Yo le digo, él reacciona y todo lo que conseguí es meterme en una discusión.

      El otro es como es, y por más que te pelees, no lo vas a cambiar, no te va dar la razón (salvo para que te calles), ni va a actuar diferente de ahí en más.

      Esa es mi conclusión después de muchos años de ensayo y error.
      No siempre aplico tan valioso conocimiento…

  3. Hola Amanda, te doy un consejo: si los vas a matar… “que parezca un accidente” jaja pero hacelo después de la fiesta!!! y que el Doc. sin fronteras te pase el tel de su casa si es k no tiene celu, por las dudas viste… para chequear dirección y datos. K tengas suerte en la cita!

    • Ok, entendido. Primero que se ocupen de la fiesta. Después les corto los frenos del auto (¿Alguien me puede explicar cómo se hace eso?)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: